miércoles, 16 de septiembre de 2009

Ministra cobarde

La ministra española para la Igualdad ha dicho en el Congreso que le parecen una "vergüenza" los anuncios de prostitución que publican los periódicos y está convencida de que "en cuanto sus circunstancias lo permitan" dejarán de publicarse.

¿Circunstancias? ¿Qué circunstancias? ¿Las de las mafias que manejan la prostitución? ¿La avaricia y la falta de escrúpulos de muchos diarios? ¿Se refiere tal vez al momento en que esas mujeres hayan ahorrado lo suficiente para librarse o alguien las retire?

He aquí una aguerrida ministra defensora de que las menores aborten sin informar a sus padres –circunstancia que contraría a más de dos tercios de la sociedad– a quien le tiemblan las piernas para legislar esto: los medios que publiquen esos anuncios (todos, incluidas teles locales) no podrán recibir publicidad oficial ni entrar en las campañas institucionales de cualquier nivel: desde el local al estatal.

Señora ministra: puede acabar con esa lacra y no quiere. Señora ministra: son sus circunstancias –cobardía, hipocresía, caradura…– las que lo impiden. Mejor dicho, su falta de circunstancia.

Periodismo y prostitución en Paper Papers 17/1/07
Putas por palabras en Paper Papers 11/4/08
Los que no se prostituyen merecen premio en Paper Papers 15/11/08
La gravísima crisis de El País en Paper Papers 20/4/09
El País refuerza el periodismo de calidad en Paper Papers 9/5/09
La Gran Hipocresía en Paper Papers 8/9/09
Publicar un comentario en la entrada