viernes, 18 de septiembre de 2009

Google se pica

Algo mueve a Eric Schmidt a picarse tan rápido con el modelo de pago del WSJ. ¿Reacciona usted si algo no le motiva, inquieta, molesta, provoca, exalta, complace o agobia? En general, no, sea sincero.

Dice el CEO de Google que la abundancia de contenido gratuito inutiliza, de saque, toda propuesta de pago por contenidos.
"In general these models have not worked for general public consumption because there are enough free sources that the marginal value of paying is not justified based on the incremental value of quantity […]. So my guess is for niche and specialist markets ... it will be possible to do it but I think it is unlikely that you will be able to do it for all news."
¿Implica Schmidt que la propuesta de pago por contenidos que ha hecho Google a la Newspaper Association of America tampoco está justificada? ¿O esa sí? ¿Ya no sirve aquélla propuesta reciente de Google abierto no significa gratis? Sospecha: parece que pone en duda todo lo que hace la competencia con el fin de sostener el monopolio de hecho. ¿Alguna alternativa, Eric?

Schmidt juega a ningunear el periodismo para confundir al mercado. Señor, el WSJ no juega en tu economía, donde la escala es el factor decisivo. Juega en la vieja economía de vender edición y no noticias, periodismo y no datos, selección y no abundancia, orden deliberado y no anarquía filtrada. Juega a vender un bien que siempre será escaso: inteligencia. Juega a lo que, hoy por hoy, sólo da el cerebro humano y no los robots, el libre acceso, el flujo social, la economía de la abundancia y la búsqueda avanzada.

En este contexto, unificar la gestión de la publicidad de reclamo [Financial Times, Google] con la contextual suena mucho a amenaza: o juegan conmigo y mis reglas o pulso el botón nuclear. Es la opción atómica de Google. No le queda otra. Lo dijimos en Esta Casa: Google va camino de adquirir las maneras y el carácter de Microsoft o de transformarse en una secta.