domingo, 12 de octubre de 2008

Prostitúyanse un poco más

El sitio del International Herald Tribune echa la persiana. Obviamente. Si el IHT de papel es la edición global de The New York Times ¿qué sentido tiene su web si puedo ver el Times original? El siguiente paso, sustituir la cabecera de la versión impresa por the real thing. Esto del IHT es un pasito de nada.

Y digo: basta de hacer sitios y micrositios, marcas y submarcas. Basta de tener miedo a la canibalización y a perjudicar a la marca.

El futuro del negocio pasa por agregar y contextualizar todo tipo de contenido –periodístico y no periodístico, incluido el comercial– bajo una marca establecida.

La nueva edición consiste en saber hacer el mix adecuado de todos esos contenidos: desde noticias hasta juegos, desde la participación y el UGC hasta la publicidad. ¿Estoy diciendo que ahora sí debemos derribar las paredes que separan la redacción y la publicidad y el marketing? No, aún no. Yo también tengo mis miedos: la mayoría de los equipos comerciales de los diarios nos han perjudicado tanto, tanto, tanto… que hacerlo parece su segunda naturaleza. No me fío.

Si no me hacen caso –y disculpen si les piso el callo– los Nuevos Bárbaros (Google, YouTube, Amazon, Facebook… y los que ya van creciendo) nos echarán del país. Hay que darse prisa, mucha prisa. Los rápidos se comen a los lentos.

Si aún piensa que es posible puede echar del país a los Nuevos Bárbaros, desengáñese. Mientras los diarios discuten si son galgos o podencos, Esos Chicos van a por todas: Google venderá publicidad en los sitios de juegos online. ¿Por qué los diarios no son los nidos de esos sitios de juegos, que atraen a una buena parte de la audiencia joven que dicen buscar? O de la venta de música.

Porque les parece indigno: su reacción va del mohín remilgado de princesa ofendida al desprecio del magnate arrogante que arruga la nariz porque no habla de dinero. ¡Somos La Prensa, Ese Pilar De La Libertad!

Pacten o únanse a ellos: sindiquen contenidos (t-o-d-o tipo de contenidos) como posesos, conviértanse en certificadores de contenidos, referencien sus contenidos (de ellos)... Sumen, sumen, sumen. Sumen contenidos, sumen tráfico, sumen tecnología, sumen formatos.

Quizá su marca (de usted) aún es mejor. Pero le queda poco tiempo de vida si no se mueve rápido.