viernes, 24 de octubre de 2008

Lectores de carne y hueso

La Nación de Buenos Aires volvió a abrir sus páginas en internet, pero solo para usuarios registrados. Ahora, para acceder al ejemplar de papel y hojearlo con el page flip hay que entrar el nombre y la contraseña. La Nación podrá ofrecer a sus anunciantes de papel lectores de carne y hueso, clientes son nombre y apellido. Lo más interesante será conocer sus preferencias de navegación en internet: cuánto tiempo se pasan viendo qué cosas. Mientras ellos siguen midiendo cómo afecta el page flip a su circulación, nosotros esperamos el próximo episodio. Por ahora la idea parece estupenda.
Publicar un comentario en la entrada