viernes, 30 de octubre de 2009

La lección de Miranda Priestly

Me invitaron a exponer en el Programa de Gestión de Contenidos de la Universidad Austral de Buenos Aires. Buena e interesante conversación con profesionales del negocio de los medios. Les hablé del Negocio del Periodismo y les mostré los capítulos 8 y 9 de The Devil Wears Prada, de David Frankel (2006). Esas escenas contienen la definición más cabal del Negocio del Periodismo:

Andrea Sachs (Anne Hathaway) se ríe porque le parecen iguales dos cinturones que sostiene una estilista para la que son completamente distintos. Miranda Priestly (Meryl Streep) la editora de la revista Runway le explica a su nueva secretaria que fue allí donde se decidió un par de años atrás el color cerúleo del sweater ordinario que tiene puesto y que compró en una mesa de saldos de una tienda de cuarta. Meryl Streep representa a Anna Wintour, la glamorosa y legendaria editora de Vogue, la revista que decide en una sola edición, la de septiembre, lo que se pondrá el mundo ese año y los siguientes.

Hay quienes saben aprovechar la energía descomunal que desatan los periodistas, pero son pocos. El resto piensa que eso puede hacerse con pasantes o data entries y fracasan (y le echan la culpa a internet o a que ya la gente no lee).

Y les repetí algo que suelo decir seguido: el dinero es como el amor, el sueño o el trabajo: aparece cuando uno no lo busca. Los fundadores de los diarios no querían ganar dinero. Querían cambiar el mundo y por eso ganaron dinero y fundaron grandes empresas.

Y terminé optimista: el periodismo en Argentina y en América latina tiene la oportunidad histórica de volver a fundar naciones. En esa encrucijada lo pone el poder despótico que se está convirtiendo en una pesadilla en algunas de nuestras repúblicas.

5 comentarios:

SOLANO dijo...

Hola Profesor:
Hoy estuve en su presentación en la Austral, me pareció excelente los puntos que usted nos expuso.
Tal vez el punto que me llamo más la atención fue su frase; “el desarrollo del periodismo es algo casi que hasta genético”.
Es algo que comparto, hago la aclaración que no soy de formación periodística ni de comunicaciones, pero su pensar es algo que comparto, a muchos nos pasa que nuestra labor profesional también parece que se sustenta en algo de adentro sin poderlo definir.
Hoy por hoy estamos viendo que los medios de comunicación se preocupan más por aparecer innovadores solamente con introducir su contenido en la Internet y desde luego entrar en modelos de medición , tal como; número de clicks, número de minutos en permanencia, porcentaje de retorno de clientes, etc, etc.
Obviamente la posición en Internet si se está en los primeros lugares de visitas esto atraerá a los publicistas, lo cuales son necesarios para el mantenimiento y financiación del medio. Pero muchas veces su contenido es tan repetitivo que los clientes en el universo de Internet fácilmente se pierden en recordar de donde o quién fue el que escribió la noticio o post que leyeron.
Por esto estoy de acuerdo con su consigna que el periodista tiene que tener algo genético para no venderse ante estos esquemas de eficiencia económica que buscan solo generar ganancias monetarios y no ganancias de “cambio de paradigmas-contextos-patrones-“.
Desde mi punto de vista (ingeniero/emprendedor-web), es curioso que en América Latina no se haya desarrollado una agencia de noticias independiente usando Internet tanto como estructura para desarrollo del contenido como de difusión del mismo contenido.
Pensando algo muy sencillo algo “Agencia Noticias Latinomericana para Internautas”; donde sean los escritores periodistas que desde su labor basada en su genética puedan generar un medio de comunicación en el espacio cibernética latinoamericano sin capacidad de ser censurado por los gobiernos de transito como también no ser influenciado por las cuerdas de los publicistas, y ni mucho menos por los inversores.
Menciono esto porque armar o estructurar un medio de comunicación con contenido de escritura, audio y video en Internet es sumamente bajo de precio, lo cual era tal vez una de las barreras con que antes de la era de internet fundar un medio de comunicación sus costos de desarrollo eran extremadamente altos.
No dudo que todavía existan esos seres animados por la genética periodística de ejercer su profesión para cambiar lo que parece que hay que cambiar y obviamente obteniendo el rédito de conformar este nuevo medio.
Si tan solo se ubicaran a 3 o 4 periodistas de esta clase selecta por cada país latinoamericano, donde cada periodista escribiera una noticia semanal tendríamos un medio con más de 140 noticas para ser presentadas durante la semana, algo totalmente enriquecedor para cualquier internauta latinoamericano.
Y finalmente si este nuevo medio fuera rentable económicamente o no!!! Sería algo sin trascendencia ya que como mencione el costo es sumamente bajo. Pero solo me pongo a pensar si este nuevo medio se reproduce y es visitado por los millones de internautas latinoamericanos me pregunta cuanto sería la ansiedad de los publicistas en rentar espacios para sus anuncios…no sería este el nuevo medio, el nuevo enfoque de negocios….????

Saludos
Randall SOLANO
http://blog.solardi.com
http://solardi.com

Fernando dijo...

Te felicito Peltzer, muy interesante todo lo que decís.
Gracias!
Fernando

GP dijo...

Gracias Randall y Fernando. Muchas gracias.

nessisamess dijo...

Me encanta su blog! Buena onda!!

José María dijo...

Espero que el proceso involucionista que padecen algunos países americanos se detenga, e incluso revierta.

En otros lugares, también se dan pasos preocupantes por parte de los gobiernos, so pretexto de "defender a la socidad". Resulta que, para defenderme a mí mismo, el gobierno pretenderá encarrarme en casa.