sábado, 31 de octubre de 2009

Cañones contra Clarín

La Ley de Medios no es la única acción del poder en contra del Grupo Clarín, pero es la que "nos parte al medio", como dijo un ejecutivo de primer nivel, cuando solo era un proyecto lejano. Mientras tienen billetera, los Kirchner atacan por todos los flancos y sin cuartel para imponer leyes con una mayoría parlamentaria ya ilegitimada por la elección del 28 de junio. Por eso se siguen apurando para sancionar antes del 10 de diciembre:

-Ley de ADN, que obligará compulsivamente a extraer sangre de supuestos hijos de desaparecidos durante la última dictadura militar. Va directamente contra Ernestina Herrera de Noble, la directora y propietaria del diario, para probar la adopción ilegal de sus dos hijos y el delito de suplantación de identidad (y meterla presa a pesar de su edad, si fuera el caso)

-Derogación del Decreto 1025/00 sobre distribución de diarios y revistas, para limitar la participación de las empresas editoras en el proceso de comercialización. Volverá a regir el Decreto Ley 24095/45, que imponía severas restricciones a la facultad de los editores de planificar y organizar la comercialización de sus ejemplares.

"No se preocupan que no es contra ustedes" contestan los funcionarios de todos los niveles antes las quejas de terceros por el daño colateral de estas leyes.

1 comentario:

Gustavo Arballo dijo...

Gastón, el proyecto no obliga a la extracción compulsiva de sangre, sino que permite otros modos de determinar ADN (tomar muestras de pelos, sudoración, etc.) sin hacer la extracción compulsiva. Y no hace más que generalizar una solución que la Corte dio en un fallo de este año.