jueves, 8 de octubre de 2009

El club de los senadores muertos

La noticia abre la tapa de Clarín de hoy: una senadora de Corrientes se dió vuelta sorpresivamente y anuncia que votará a favor de la Ley de Medios (la ley para controlar a los medios argentinos). Lo sorprendente es que Dora Sánchez había hecho fuertes y repetidas declaraciones contra la ley. Como todo argumento la senadora explicó que se lo pide el gobernador Arturo Colombi, un muerto político después de perder las elecciones provinciales el domingo pasado.

Otro senador anunció también que se pasó de bando y que votará a favor de la ley que impulsan sus enemigos. Es Antonio Salazar, médico tucumano del general y gobernador Antonio D. Bussi, condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad. Otro muerto político. Ámbito Financiero las dio juntas.

La noticia de los tránsfugas confirma que con los Kirchner no hay que descuidarse ni un segundo, pero también que están más muertos que vivos: los únicos aliados que consiguen huelen a podrido. Son políticos sin carrera ni futuro, a quienes solo les queda un voto para vender por buen dinero o por alguna coartada para salvar de la cárcel a su patrón.

Los que tienen futuro huyen de los Kirchner como de la mancha venenosa.