lunes, 26 de octubre de 2009

Preposición y objeto directo

Impresionante el nivel de detalle en esta respuesta de la Real Academia Española a la pregunta sobre la preposición a en el título del que me quejaba en este post.
En el caso que usted plantea, el complemento directo de persona desempeñado por un nombre común puede aparecer con preposición o sin ella. La presencia de la preposición implica un mayor grado de especificidad o concreción del referente del complemento en la mente del hablante: Interceptan un camión que transportaba (a) tareferos.
y sigue con algo que supongo cortado y pegado, pero bien claro y al punto:
Con verbos como contratar, llevar, traer, transportar, etc., así como con los verbos de percepción ver y conocer, el complemento directo de persona desempeñado por un nombre común puede aparecer con preposición o sin ella. La presencia de la preposición implica un mayor grado de especificidad o concreción del referente del complemento en la mente del hablante: Han contratado (A) UN NUEVO JUGADOR; Llevaré (A) UNOS AMIGOS a la fiesta; Trajo (A) UNA MUJER que no conocíamos; Pondré (A) UN JUGADOR en el centro del campo; Vi (A) UNOS NIÑOS escalando la tapia; Conocí (A) UNA PERSONA encantadora. Con nombres propios es obligatoria la preposición: Han contratado A MARÍA; Trajo A JUAN, etc.
Confieso que dudaba por ser personas los tareferos y porque una profesora de lengua me dio la razón... pero no vale decirlo ahora. Los tareferos son asalariados a destajo a los que se les paga por la tarefa (tarea): un regionalismo misionero tomado del portugués.

Lo preguntó quien lo escribió y nos desasna, con perdón de los asnos.
Publicar un comentario en la entrada