sábado, 1 de mayo de 2010

The Economist se inspira en F. Ford Coppola


Mil gracias a El Gran Carlos, siempre ojo avizor.
Publicar un comentario en la entrada