miércoles, 12 de mayo de 2010

Royalty

Es la portada de la edición alemana de Vogue. Me gustaría conocer la historia porque supongo que Anna Wintour jamás cometería semejante lugar común gráfico. Ya se ve que la creatividad no es el fuerte de los editores alemanes. Para colmo ni Demi Moore ni Vanity Fair les cobrarán royalty porque las dos revistas son de Condé Nast (gracias HII).

5 comentarios:

Hernanii dijo...

Gonzalo, la tapa es un afano, pero las revistas son de la misma empresa (Condé Nast), así que no creo que tengan que pagar nada!

Abz,
h.

GP dijo...

Gracias Hernán. Muchas gracias.

Anónimo dijo...

Este era uno de los últimos sitios del mundo donde esperaba encontrar reproducida esa portada, qué decepción ese seguidismo (sí, ya sé que "en nuestro caso es para denunciarlo"). Qué pena me dan ustedes.

GP dijo...

Quizá te haya ofendido esa tapa de Vogue, estimado Anónimo, porque tu pensamiento mojigato y retorcido te hace ver más allá de lo que queremos decir.

Mejor que sigas anónimo y cobarde, porque si dieras la cara te la rompería con un par de moquetes.

Y perdón, pero a veces pierdo la paciencia

TP dijo...

Hombre, GP, no te pongas así con el pobre Anónimo. Si además lo hace para que te pongas así. ¿No ves que a él le ha encantado exactamente por el motivos del que nos acusa y ahora el pobre necesita pretexto y descargar la culpa para no pasar vergüenza? Si mirara esa tapa con ojos de profesional y atento a lo que dice el post no habría comentado nada. Hemos escandalizado a un infante y recibiremos nuestro merecido en las calderas de Pedro Botero.