sábado, 15 de mayo de 2010

Tormenta interesada en un vaso de agua

Les paso el comentario de EduardoE al post de ayer sobre La Nación de Santiago de Chile [gracias, muchas gracias Eduardo; solo le cambié detalles de estilo]. Es lo más completo e imparcial que he leído hasta ahora sobre ese periódico, cuya casa editora -propiedad mayoritaria del estado y minoritaria de privados- edita e imprime para el gobierno el Diario Oficial de Chile.
Lo de La Tercera hay que tomarlo con cuidado porque su dueño, Alvaro Saieh, se sabe que esta interesado en el canal del presidente Piñera, Chilevisión; y no sorprendería que esto fuera "un empujoncito" en línea con la venta del canal de TV.

Sobre La Nación, en realidad el tema es complejo: durante los gobiernos de la Concertación era muchas veces el panfleto del gobierno y si no hubiese sido porque también edita el Diario Oficial y porque es posible encontrar suscripciones en casi todas las reparticiones del gobierno, hubiera quebrado.

Aparte: La Nación tiene tan baja venta que solo sale seis días de la semana, de domingo a viernes.

No, si el enredo es mayúsculo por todos los actores interesados:

- La ex-coalición oficialista que pide pluridad al diario cuando ellos nunca lo intentaron.

- Algunos medios como El Mercurio que quieren que desaparezca para aumentar el trozo de la tarta de recursos que reparte el gobierno.

- Otros como La Tercera, con sospechas de ser intermediarios para otras situaciones.

- Un partido de la coalición oficialista (UDI, de derecha) que quiere que desaparezca el periódico por todos los problemas que genero durante el Caso Spiniak.

- El otro partido de la coalición de gobierno (RN, de centro derecha) que no sabe si vender el diario -y a quién-, o darle estatutos de autonomía como los del canal estatal TVN; de quien nadie duda que no recibe instrucciones del gobierno de turno.

A mi gusto, todo lo referente a La Nación (y en parte del tema Chilevisión) es una tormenta en un vaso de agua.

Otro aparte: Algo que no señala La Tercera [en su editorial del viernes 14], es que a pesar de que el 70% de La Nación es propiedad fiscal no tiene derechos de control; y al revés, el 30% restante de propiedad privada los posee de manera exclusiva.
Liberen a La Nación (de Chile), en Paper Papers, 14/5/10
El poder no tiene color, en Paper Papers, 9/5/10