lunes, 17 de mayo de 2010

Más sobre Tiempo Argentino

Agrego un par de detalles que extraigo del Blog de Contenidos de Juan Mansilla. Se imprime en la planta de Perfil de la calle California. Es parte de la estrategia de Szspolski: no importan los costos para que Fontevecchia conozca los números (de ejemplares impresos, no de los vendidos). La afirmación de Roberto Caballero de que no es un diario sesgado es un poco cínica a la luz del título que abre la primera edición. Un editorial de acá a Varsovia. La pregunta que surge es ¿por qué necesitan decir que no son sesgados?

Para los comentaristas de ocasión y los consuetudinarios: no estoy en contra de que hagan el diario que quieran y como quieran el poder o sus proveedores. Que lo paguen con su propio dinero que para eso tienen bastantes. Critico que se lo subsidie con mis impuestos y los suyos (de usted). Tampoco estoy a favor de Clarín sino de la libertad de Clarín y de cualquiera en contra del autoritarismo del poder. Lo repito así de claro, como lo he dicho otras veces en este blog: Clarín tiene –tenía– la oportunidad histórica de salirse del esquema extorsivo con el poder en su sentido más amplio; todavía lo estamos esperando. Este post y sus enlaces de octubre del año pasado es tan actual entonces como hoy.

¿Alguien se acuerda del Tiempo Argentino de Raúl Horacio Burzaco?
Publicar un comentario en la entrada