viernes, 14 de mayo de 2010

El cinismo del poder

Quizá algún bloguero K nos lo pueda explicar:

El argumento del gobierno para pautar publicidad desproporcionada en los medios de baja circulación es la protección de otras voces en contra de los grandes monopolios.

¿Entonces por qué no ayuda a Crítica?

10 comentarios:

Eduardo Real dijo...

Fácil, porque Crítica de la Cristina forma parte del mensaje único. No sólo forma parte del coro, sino que es quizás su voz más chillona.

GP dijo...

Pero entonces solo debe pautar en los medios adheridos al otro mensaje único (ya no es único porque son dos). Me das la razón: son cínicos.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Perdón: Leí más abajo un post que dice que el dueño "quiere cerrar el diario" y a los autores del blog no les parecen buenas en este caso las medidas de fuerza de los trabajadores.
Pregunto: Si el dueño -que no está quebrado, sino forrado en dinero- quiere cerrar el diario ¿no sería bueno que como cualquier empresario que quiere poner fin a un emprendimiento pague hasta la última indemnización y luego se vaya?
Leo este blog y encuentro: una crítica a los trabajadores del diario y otra, aquí al Gobierno. Como que me parece un poco desbalanceado el enfoque.
Saludos

Juan Carlos K dijo...

Cual es el problema que el gobierno ponga publicidad en los medios que le parece mas adecuado, por las razones que fuese?
Porque ese llanto de las empresas en relacion a la pauta oficial? Acaso es obligacion del Estado "subsidiar" a Critica?

GP dijo...

Gracias Nicolás. No son contradictorias las dos afirmaciones. Lo que hice más abajo es parafrasear el razonamiento de Lanata: si no querés que lo cierren no lo cierres vos. Mantenelo abierto y en la calle que será el mejor modo de pagarte los sueldos. Protestá de otro modo. Eso es todo.

Si. Mata y todos los empresarios están forrados y no creo que lo que ahorre o pierda con Crítica cerrado o abierto le mueva mucho la aguja. Lo que sé es que a ningún empresario le gusta perder ni un mango. Y que muchas veces son despiadados. Si lo cierra, que pague hasta el último centavo.

Pero es muy probable que esté buscando otra solución menos onerosa para él (venderlo quién sabe a quién): en eso no ayuda el diario cerrado por sus empleados. Quizá debería ser más franco y hablar con ellos, pero ya se sabe que esas negociaciones siempre son secretas.

Gracias por tu comentario Juan Carlos K. No dije que sea obligación subsidiar a Crítica (tu comentario te vende) dije que si el argumento para hacerlo con Página 12 es subsidiar a las voces diferentes que no tienen poder económico, Crítica es una de ellas. Si no lo los subsidian, son cínicos.

Juan Carlos K dijo...

Porque son cinicos?
Donde esta el problema en subsidiar a quien tenes interes en subsidiar?
Yo no entiendo el argumento a la publicidad discrecional. No veo donde realmente esta el gran problema.
Si, el gobierno pone mas guita en Pagina 12 que es oficialista, que en Critica, que es opositor. Y?
No digo que sea una situacion idilica en lo que respecta a la etica esto, pero tampoco es algo tan grave.
Prefiero que el Estado haga eso para tener medios afines, a que ande gastando guita en poner sus propios medios.

GP dijo...

Las dos cosas están mal, Juan Carlos, cuando se las hace con fondos públicos: es igual poner medios propios o subsidiar a medios afines con la plata de todos nosotros. Por eso el estado tiene que ser equilibrado. Es cínico -obscenamente cínico- porque dice una cosa y hace otra con una desvergüenza que ya se vuelve proverbial.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Gracias por la respuesta. Me parece que lo que se le debe reclamar al Gobierno de turno (y a la Justicia) es que sean lo suficientemente duros en aplicar la ley para que los empresarios no se "fuguen" y cumplan con sus obligaciones.
Si esto no es posible con estas leyes, habrá que cambiarlas. No puede ser que un empresario que se va de una empresa, se acuerde primero de llevarse un par de cuadros, como hizo Mata, antes que de pagar las obligaciones que tiene con empleados.
Saludos

GP dijo...

OK.

Mariano T. dijo...

escriba: La ley de quiebras dirá quien paga, si se paga algo o como se paga, los empleados y demás acreedores de critica correrán con la misma ley que si fuera una hilandería, no tienen porque tener coronita.
El tema del post es el cinismo detrás de que el estado subsidie con publicidad determinados medios para que les hagan de caja de resonancia al gobernante de turno y le corte el chorro a otros.
Se propuso incluir en la ley de medios una distribución de la publicidad oficial de acuerdo a pautas objetivas, pero el kirchnerismo se opuso. Para mi es mucho mas importante que la vigencia o no de la ley de medios, y espero que hasta que esto no se clarifique en el presupuesto 2011 se debería jibarizar toda la publicidad oficial.
Es el dinero del pueblo el que se usa para darle manija o amordazar a determinados medios de prensa.