domingo, 16 de mayo de 2010

Las aficiones de El Mundo (el de Madrid)

El Mundo estableció el viernes su querencia por la prostitución en este editorial, titulado "Aído [la ministra española de Igualdad], contra los anuncios de una actividad legal" [se refiere a los clasificados de putas]. Quedan así resueltas las dudas sobre la posición de ese diario en el asunto –que bien pocas podían ser, vistas las conocidas aficiones, inclinaciones o devaneos de alguno de sus ejecutivos y columnistas con las y los profesionales de la cosa.


La ministra ha solicitado al Consejo de Estado un informe sobre las distintas alternativas legales contra esos clasificados, pues "mientras sigan existiendo anuncios de contactos en la prensa seria se contribuye a la normalización de la explotación sexual".

En su editorial, el periódico madrileño aconseja a la ministra: "Eso no es un problema de las empresas periodísticas sino del Ministerio del Interior, que es el encargado de perseguir esos delitos".

Ya. Como el blanqueo de dinero del narcotráfico, que tampoco es problema de los bancos. ¿No? Para que vean que no es cualquier problema: España es el país de Europa con más prostitutas: 350.000.

Para acabar de morir por la boca, el editorial añade que Aído debería ocuparse de extremar los medios en la lucha contra la explotación sexual, en lugar de intervenir en la gestión que cada periódico haga de su publicidad "a menos que, como la ultraderecha, abogue por penalizar la prostitución". Vaya. Pues prohibida está en Suecia, un país conocido sobre todo por sus políticas de ultraderecha.

Menuda mezcla. Evidentemente, lo que pretende la ministra, hasta ahora tan cobarde con este asunto, es exactamente eso: acabar con esa esclavitud, no intervenir en la "gestión que cada periódico haga de su publicidad". ¿A qué viene esa reacción tan desproporcionada del diario en defensa de la prostitución? Cualquier persona sensata aplaudiría la acción ministerial. Y no digamos cualquier persona informada. Lo que ocurre es que para eso hay que empezar leyendo este informe [pdf] que Borja Ventura, periodista, elaboró para el Congreso ya hace casi cuatro años. Tiempo han tenido.

Lo de El Mundo suena a excusas no pedidas, acusación manifiesta. ¿No sería más fácil para El Mundo decir que se lucran, y bien, con los anuncios de prostitución y que rechazan renunciar a esos ingresos?

Además, el motivo de la acción del ministerio es el fracaso de la autorregulación de los propios medios, como explicó Aído: "así es como se hace en el resto de países europeos, donde la prensa seria" no publica esos anuncios. De modo que "hemos solicitado el informe para ver qué alternativas legales tenemos por si tenemos que dar un paso más".

La ministra explicó todo esto en respuesta al diputado Carlos Salvador, que propone una medida en línea con la que presentó Esta Casa hace ya año y medio: que no se inserte publicidad institucional en los medios que publiquen anuncios relacionados con la prostitución, "porque no pueden estar lucrándose de las dos cosas a la vez". ¡Muy bien, Carlos Salvador!

A ver si ahora la ministra hace lo que dice.

PS: Un consejo a El Mundo: lean Ilícito. Cómo traficantes, contrabandistas y piratas están cambiando el mundo, de Moisés Naím, otro conocido ultraderechista.

Periodismo y prostitución en Paper Papers 17/1/07
Putas por palabras en Paper Papers 11/4/08
Los que no se prostituyen merecen premio en Paper Papers 15/11/08
La gravísima crisis de El País en Paper Papers 20/4/09
El País refuerza el periodismo de calidad en Paper Papers 9/5/09
Esquizofrenia en Paper Papers 25/5/09
La Gran Hipocresía en Paper Papers 8/9/09
Ministra cobarde en Paper Papers 16/9/09
La Gran Hipocresía II en Paper Papers 25/3/10

Para ver todo lo que hemos dicho en Esta Casa al respecto, clique aquí.
Publicar un comentario en la entrada