sábado, 8 de mayo de 2010

La culpa de la crisis es del Lobo Feroz


A uno le parece que no es posible –y no está bien– hacer periodismo como Hans Christian Andersen o los Hermanos Grimm escribían sus cuentos. La gente tenemos derecho a saber qué pasa y eso exige tomarse el oficio con menos frivolidades. En El Periódico de hoy han optado por el Lobo Feroz, la Bruja Piruja y el Hombre del Saco. Por favor…

Entretanto, nuestros héroes, los dirigentes de la zona euro…


Los precedentes de estas reuniones son pésimos (Leálo Antes En Paper Papers, etc.). Claro como entonces la mayoría de los diarios ya informó con servilismo sobre la Refundación Del Capitalismo (¡Todo Irá Bien! ) ahora supongo que se ven en la obligación de mantener la impostura. Como periodismo es un desastre.

El periodismo que me gusta es el que no esconde nada: tendremos que apretarnos el cinturón, nosésimentiendesloquetequierodecir:


Bien, Le Monde. Como la prensa continue haciendo de gabinete de Relaciones Públicas de los Gobiernos y lacayo de los Poderosos no harán falta ni internet ni la censura para acabar con ella. Y no se dejen engañar por las apelaciones a la responsabilidad y la calma, la esperanza y las flores de colores. Que nos cuenten la verdad sin anestesia, que la gente ya sabemos cuidarnos solos y no necesitamos niñeras impresas.

Y encima Libé se nos ha hecho liberal. ¿O ese titular es una queja y quiere hacerle la competencia a L'Humanité?:

Publicar un comentario en la entrada