jueves, 22 de abril de 2010

Tiempo Argentino: segundas partes...

La marca es lo único que le quedó a Raúl Horacio Burzaco cuando perdió Tiempo Argentino. Es una larga historia del tiempo en que Alfonsín -hoy prócer- se enfrentaba con el periodismo independiente (aquí hay algo que encuentro gracias a Blog del Medio). Lo de la marca me lo dijo el mismo Raúl.

No sé todavía cómo consiguió Sergio Szpolski esa marca, pero ahora sacará un nuevo diario con esa cabecera para sumarlo a la PPP (prensa proveedora del poder): un gran negocio para su editor y para quienes reciben retornos y pésimo para el poder por la Credibilidad Cero de esa prensa que no hace periodismo sino información, como reza el afiche que ya adorna las calles del centro de Buenos Aires (que levanto del Blog de Contenidos de Juan Pablo Mansilla <-gracias).

Tiempo Argentino de Raún Burzaco y Página 12 de Jorge Lanata (Tiempo y Página) fueron dos grandes aciertos de periodismo gráfico en Buenos Aires, casi en las Antípodas ideológicas uno respecto del otro.

En esta resurrección Tiempo no va a honrar a su antepasado, igual que Página. Una lástima: a partir de ahora habrá que aclarar a cuál Tiempo nos referimos, como nos pasa con Página.
Publicar un comentario en la entrada