sábado, 24 de abril de 2010

Un Pulitzer que pasó desapercibido

A El Gran Carlos le sorprende que haya pasado tan desapercibido el Pulitzer que ha recibido The Seattle Times y envía esta entrada:
Esta es la historia entrañable de un diario de papel que acaba de ser premiado.

He explicado más de una vez mi interés por lo que sucede en la ciudad de Seattle. Allí, hace poco más de un año, sus ciudadanos podían elegir entre dos diarios: The Seattle Times y The Seattle Post-Intelligencer. Dos redacciones con 180 periodistas cada una. El Times es propiedad de la familia Blethen desde hace cuatro generaciones. El actual editor (Publisher) es Frank Blethen. Su bisabuelo Alden Blethen lo fundó en 1896. El Post, popularmente llamado PI, es del grupo Hearst. El 17 de marzo del 2009, los directivos de Hearst decidieron cerrarlo. Mantienen la publicación online seattlepi.com. Pero, atención: de sus 180 periodistas sólo quedaron veinte en internet. Los restantes 160 pasaron a engrosar las filas del paro. Junto a estos veinte periodistas conservaron el sueldo de veinte comerciales. Veinte y veinte. Parte de los parados del PI fundaron otra web informativa: seattlepostglobe. La nueva situación –un sólo papel y tres webs– ha propiciado el crecimiento del Times, que ha aumentó su difusión. Ha pasado de 200.000 a 270.000 suscriptores, ha potenciado su web vía redes sociales y blogs ciudadanos y –lo que es más importante– ha conservado el puesto de trabajo de sus 180 periodistas.Hace dos semanas se concedieron los prestigiosos premios Pulitzer de periodismo. Los medios han destacado que uno ha recaído –por primera vez– en una web: ProPublica. Algunos dicen, como gran novedad, que The Washington Post ha ganado más premios que The New York Times.

Seattle Menú>View Fullscreen>Amplía
Ninguna de esas informaciones me parecen relevantes. Lo que es maravilloso, lo que me emociona, es que un diario como The Seattle Times –sí, el único que queda en papel y con sus 180 periodistas– haya triunfado este año con un Pulitzer por la cobertura de un suceso local. Sus periodistas pasaron tres días celebrándolo y yo, desde Lima, les acompaño en este éxito. Estas imágenes que envío resumen esta entrañable historia real. Portadas del PI cuando salía en papel, entre ellas la de su despedida (1863-2009); sus periodistas el día que anuncian el cierre de su diario, la impresionante portada ("The last deadline") que dedica el Times a su competidor eterno el último día del PI, las portadas de las tres webs de noticias de Seattle y la primera portada de la serie de informaciones por las que el Times ha obtenido el Pulitzer. Finalmente la primera página donde anunciaban que habían sido galardonados con un Pulitzer en un año tan difícil para la prensa escrita en EEUU. Por cierto, este es el octavo Pulitzer que gana The Seattle Times en su larga historia.
Gracias.
Publicar un comentario en la entrada