jueves, 29 de abril de 2010

Beatriz Sarlo, dispositivo cultural y condottieri

El artículo de Beatriz Sarlo de hoy en La Nación es impecable, a pesar de lo que van a decir los comentaristas del dispositivo cultural del poder. Exclente el análisis de la estrategia de 6,7,8. Resalto un par del párrafos:
...lo fundamental de la "nube K" son los condottieri que recorren la web buscando palabras clave que les permitan llegar a intervenciones en portales, periódicos digitales, blogs, que piden a gritos un comentario de la ortodoxia doctrinaria kirchnerista. Sobre todo, que hagan indispensable el insulto y el desliz maledicente de un modo sólo comparable con la violencia verbal que ejercen algunos comentaristas anti-K en otros foros virtuales. La Web no es una nube de ángeles que quieren simplemente comunicarse con independencia de los grandes medios.

Los blogueros y comentaristas se identifican con las formas rizomáticas de una nueva esfera virtual, donde no se es responsable ni de la injuria ni del falso testimonio. Viven del rumor que difunden y multiplican; viven también del anonimato, que es la regla que nadie se atreve a discutir. Este mundo es difícil de cuantificar. Por un lado, está el lugar común de la importancia de la Red, de Twitter, etcétera; por el otro, el temor religioso de quedarse fuera de lo nuevo; finalmente, están los vivos: la Red existe y es gratis.
Es mediodía y ya anda por 56 comentarios y 49 respuestas.

Ahora me interesan los comentarios de nuestros propios condottieri. Toda buena gente.

13 comentarios:

TP dijo...

Me encanta:

"las formas rizomáticas de una nueva esfera virtual"

Anónimo dijo...

Lo de Balustein en "Miradas al Sur" es el patético seisieteochismo en papel: en esa nota donde dice que una agencia de publicidad maneja un ejército de internautas y telemarketers clarinistas quiere dar a entender que todo comentario de libre acceso en contra del kirchnerismo es algo pagado (es como invertir la idea instalada de que "todo el que comenta a favor de K -en un foro o en un blog- es un militante rentado").

Ahora al leer a Sarlo me doy cuenta que todos patean al mismo lado. Doña Beatriz no tiene la cola para nada limpia, por lo que más de una vez le habrán cantado verdades al pie de una nota suya en un diario digital, de esas verdades que es mejor no hacerse cargo.
Entonces ella coincide en su planteamiento con el de Blaustein: hay que demoler el anonimato de Internet. Son los dos demonios que arrastran en su locura a los inocentes que estamos en el medio.
Ciertamente el anonimato favorece a la injuria, a la calumnia, y a la agresividad gratuita, pero también permite cosas buenas como mayor libertad, no sólo de expresión sino de pensamiento.
La guerra Kirchner vs. Medios de Comunicación Masivos no sirve más que para liquidar toda la capacidad liberadora que tiene la Internet, e introducir a la red en la lógica del mercado y en la esfera del derecho patrimonial. Adiós Sociedad del Conocimiento, te fuiste sin que te llegáramos a conocer.

Verboamérica dijo...

Está bien el artículo, pero la pifia, cuando, herida en lo emocional, salta con sus críticas a los "llamados blogueros K".

Creo que ella siempre estudió los fenómenos comunicacionales y está capacitada para dar un mejor diagnóstico.

En el mal llamado bloguerismo K confluyen tradicionales políticas y culturales propias de Argentina y las nuevas tecnologías que horizontalizan la comunicación.

A mi me parece, que hay una pelea por el "kioskito" de la palabra del periodismo con los blogueros sean K o Z. Traducido al idioma de barrio, Beatriz dice: "Yo que tengo muchas cucardas intelectuales y me pude subir a un podio cultural ahora me tengo que bancar que una gente sin pergaminos me discuta de igual a igual". Eso le molesta y no la deja ver algo que en otra época hubiera podido entender mejor.

Saludos!

Jolu dijo...

Saludos GP, cada día que pasa creo que K es un milico frustrado. Por eso copia al estilo del militar caribeño en la metodología comunicacional que enarbola la idea de revolución, patria o muerte. Y detrás de esos conceptos simulan su concepción autoritaria y totalitaria del manejo del poder.
Como K y el caribeño, siempre me hago un tiempito a la noche para ver Telesur pero también agrego un poco de Globovisión y NT24.
Alooo Presidente K!!!, emula Ud. a la guerrilla comunicacional bolivariana.
Ahh otra cosa, ¿qué onda el anónimo que justifica el anonimato para garantizar LA libertad de expresión y de pensamiento?
Dice el refrán: "lo que se dice con la boca se banca con la lengua"; porque si uno está comprometido de algún modo y se protege en el anonimato es un cobarde que elude la responsabilidad que le cabe.
GP, un afectuoso abrazo de este peregrino.

Anónimo dijo...

Claro, la horizontalidad, ese es un tema interesante sobre la Internet. Una mina que lleva 40 años leyendo miles de libros tiene que enfrentarse a cientos de imberbes que a duras penas pasaron el CBC: es un cañón solitario contra millones de gomeras.
Creo que la responsabilidad de los usuarios debería exigírseles en ese aspecto: si todavía no son ni oruga no pretendan volar como una mariposa.
La Internet facilita más canales de discusión, pero eso no significa que cualquier pichicho pueda ladrar frente a los que saben. Abran los canales pero también conserven ciertos filtros, pluralicen con respeto (los medios) y no persigan (los K).

Anónimo dijo...

Y sobre lo que dice Jolu: bien podría identificarme y ganarme las loas de los demás por toda la brillantez de mis comentarios, pero como estoy comprometido con la causa anónima me sacrifico para que los demás puedan gozar de la libertad que es postear en algún lado sin tener que dar la cara.

Jolu dijo...

¡¡¡Ohh hidalga sombra de los defensores del anonimato te llamamos para que con tu extremado compromiso por la causa coseches agravios y loas!!!
Solo aquellos soberbios que se creen dueños de la verdad absoluta son los que dicen cosechar loas por sus acciones...
Un afectuoso abrazo Anónimoí.

GP dijo...

Gracias Jolu y Anónimo (espero que no seas el mismo del post de las paraguayitas) Sigan que esto se pone bueno.

Jolu dijo...

Sigo dando la cara, hay algo que quedó fuera de foco por la controversia con los anónimos.

Se trata del tema de la guerrilla comunicacional a la santacruceña que intenta copiar a la venezolana.

Creo que esta guerrilla se caracteriza: a) por la existencia de comentarios de los que se desconoce su autoria; b) por comentarios propalados por detractores de la opinión plural y diversa que no coincide con la "versión oficial de los hechos"; y por último, c) por la existencia de una facción que se subsume en soldados anónimos contra quienes opinan honesta y libremente sobre la realidad.
No pretendo ser suntuoso pero la "brillantez" de algunos exige que explique cuál era el punto al que me refería.

Anónimo dijo...

A mi no me preocupa el tema de la opinión anónima, me preocupa el tema de la navegación anónima en Internet. Hoy empiezan pidiendo DNI para comentar en blogs o foros (de hecho para tener un blog de Google en Argentina es obligatorio dar un teléfono) y mañana te piden DNI para usar torrents o ver videos online. Y después te cobran. Entonces la Internet, que tiene un potencial para revolucionar muchos ámbitos, queda encerrada dentro del mercado y sus vilezas.

Por otro lado estoy de acuerdo en que la calumnia sea un delito, pero habría que revisar el tema de la injuria, es un concepto tramposo y pensado para un mundo con una moral diferente. De cualquier modo creo que hay que diferenciar lo que es un espacio formal de lo que es uno informal, lo que es un diario digital o un blog de lo que son sus comentarios, lo que es una opinión remunerada de lo que son las opiniones gratuitas.

Jolu dijo...

Para el último anónimo.
De eso se trata la guerrilla comunicacional, de personas como vos que no dan la cara y siguen hablando desde el anonimato.
Uno habla de la guerrilla que saca de foco las ideas centrales. Y no de la cuestión del anonimato.
Ergo, me parece que sos un guerrillero remunerado patagónico... que bueno devorarse chivitos como vos, ja. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Ya caíste en el argumento "ad hominem". ¿Te tranquilizaría saber que soy un simple intelectual anarcoindividualista y escéptico? ¿O no me creerías y me tildarías de bloguero kirchnerista? El anonimato no te fastidia, te fastidia que como tu argumento no toma en cuenta al mío querés pasar a discutir mi currículum.

Toda discusión de posiciones enfrentadas termina siendo un cruce entre monólogos, tendientes no a disuadir al otro de su postura, sino a convencer al tercero que uno tiene razón y el otro se equivoca.

Aquí están de un lado los periodistas cuidando su oficio -oficio cuasi mercenario, como dije hace unos días acerca de un post sobre periodismo ciudadano- y del otro lado hay una banda de mafiosos que pretende silenciar a los mercenarios para cometer sus fechorías impunemente.
Y en el medio estamos los que no pertenecemos ni a uno ni a otro grupo y que aún así sufrimos las consecuencias de su guerra de poder. Lo civilizado sería que los dos cedan, pero eso no va a pasar y la guerra va a continuar hasta tener un ganador, un perdedor y miles de víctimas.
Como dije soy escéptico, y me da igual que ganen los tiranos o los déspotas, pero si me molesta que nos arrastren consigo.

Anónimo dijo...

viva el anonimato. los argumentos de sarlo somn siempre reversibles valen pera un lado y para el otro. no singulariza, no deja huella, no marca, es apenas el sentido común bien escrito con petulancia de supuesta intelectualidad ilustrada. lo patetico es que redujo su pemnsamiento a nivel de un combo de mc donlads: se come rapido, parece que te alimenta, te llena pero lo unico que hace es engordate de colesterol si, hay blogeros pagos, hay empresas de marketing digitalse especializan en aramra corrientes de opinion y eos que cmabia? que tiene de "ilegal' ser anonimo por K, anonimo anti K, annimo por lo que sea o contra lo que sea? por
que criminalizar la opinion ajena? sarlo termina siendo lo mismo que hacen los K: ensucian todo lo que tocan.