sábado, 3 de abril de 2010

Cómo salvar a los diarios: vendiendo camisetas

Luego dirán que si es esto o lo otro. Pero ahí está, fajándose. Me encantan los directores que bajan a la mina. A todas las minas.
Publicar un comentario en la entrada