viernes, 9 de abril de 2010

El iPad no era todo rosas

Justo hoy lo conversaba con un par de ingenieros de sistemas en un diario sudamericano: no puede ser que el iPad no tenga ninguna conexión USB. Ahora me empieza a preocupar que el talibán de Jeff Jarvis haya dicho lo mismo.

Quiere decir que las películas que se ven en el iPad, además de costar dinero, vienen con todas las amenazas de guillotina y silla eléctrica a los que hacen lo que hacemos todos, más trailers de películas horribles y anuncios larguísimos de Listerine... Y que hay que comprar los libros y la música que te retirarán cuando el autor se enoje con Steve Jobs... Y que el iPad es otro Gutenberg artifact...
Publicar un comentario en la entrada