jueves, 22 de abril de 2010

Prietas las filas, recias, marciales


Qué disgusto. Via Guerraeterna (léanlo) veo que la prensa desde el centro a la derecha del Reino Unido le hace el guión a Cameron y Brown para que, en el debate televisado de esta noche, le rompan la cara a Nick Clegg, ganador por KO del anterior debate y tercerito en discordia para las elecciones de mayo. Por supuesto, nada tiene que ver con la política o el futuro del país –si quitamos al racista Express (¡Qué Asco!). Noreena Hertz tuitea: "Wondering when media 'scrutiny' becomes a smear campaign". La respuesta es: hoy.

Ni The Times se libra, aunque no es lo mismo. Le monta hoy a Cameron un debate sin contrincantes.

Lo que más molesta: considerar a la gente idiota y pretender torcer su voluntad, abusar de quienes tienen menos recursos para defenderse de todas esas maniobras, convertir el periodismo en una herramienta de ingeniería social al servicio de los poderosos.
Publicar un comentario en la entrada