miércoles, 18 de noviembre de 2009

Esto NO es periodismo



Muy bueno, muy práctico, ya era hora, qué alegría, etcétera. Pero organizar datos crudos no es periodismo. Ni disponibilizarlos hará mejores a los ciudadanos ni más democrática a la sociedad. Todo eso está muy bien y abre horizontes anchísimos y nos llevará al paraíso digital, etcétera. Pero no periodismo, ni democracia, ni libertad ni sus sustitutos. Incluso puede ser todo lo contrario.

¿Qué diríamos si al pedir una colita en Terracota nos echaran la vaca encima de la mesa? ¿O nos dieran el pedazo del animal y un par de cuchillos para carnearla nosotros? Pues por muy buena que fuera la carne y simpático el chef… no lo llamaríamos cocina. Ni volveríamos.

Los datos crudos no informan. Para llegar ahí necesitan cocina: reporteo y edición, que es verificación, valoración, selección, contexto, fondo y formato. La carne cruda no es comida. Los datos crudos no son periodismo –por mucho Tribune, nonprofit y Tim Berners-Lee que los amparen. Hay que cocinar. Y no todos son buenos cocineros –aunque dispongan del mejor menaje y la tecnología más avanzada y aunque hoy cocinar sea más accesible.

No vamos al restaurante para hacer de "cocineros ciudadanos" o de "chefs sociales". Vamos a comer. Así con el periodismo, cuyo buen ejercicio profesional sí mejora a los ciudadanos, abre el campo a la libertad y democratiza las sociedades.

Regresar a lo crudo después de toda la cocina que hemos aprendido en el último siglo y medio y con los medios de que disponemos hoy en día es, perdonen, como volver a la cueva y al taparrabos.

2 comentarios:

A. Reyes dijo...

No es periodismo, pero es información, y es práctico e incluso necesario que la información esté al servicio del ciudadano. Interpretarla es función de los periodistas, pero valorarla es función de las personas. Y, para ello, cuanto más transparentes sean las fuentes mejor.

TP dijo...

Exacto