domingo, 8 de noviembre de 2009

¿Autocensura u ocultación?

Cinco trabajadores murieron ayer en el derrumbe de la boca del túnel de Dos Valires, en Andorra. Anoche falleció el operario atrapado de cintura para abajo entre los escombros. Lo cuenta un portavoz del Gobierno andorrano.

Ni en La Vanguardia ni en Avui ni en El Periódico aparece el nombre de la empresa constructora ni habla ninguno de sus responsables. ¿Por qué?

En los EEUU, en las obras públicas muestran siempre un cartelón donde dice (cito de memoria): To report anonymously unsafe working conditions call… (aquí viene un número de teléfono).

En fin.
Publicar un comentario en la entrada