jueves, 8 de marzo de 2012

La creatividad de Messi, arruinada por los diarios deportivos

Uno no entiende nada de nada de nada. De verdad que si me lo cuentan ayer por la noche mando a freir espárragos al interlocutor. Ni siquiera con un tema así les sale otra cosa más que copiarse o repetir los tópicos. Es un momento único, requiere una portada/tapa única. Son tremendos (clic > amplía):


Abajo a la derecha viene Folha de São Paulo (la portada/tapa está cortada por abajo), que tiene un simpático detalle local: Neymar marcó ayer tres y lo comparan con Messi. Calientan motores para uno de los duelos tremebundos que veremos, si Dios quiere, en el próximo Mundial 2014. Era buena tapa para Lance!, que se dedica hoy a otra cosa –¿error? Correio Braziliense lo vio mejor y le da con todo en su cuaderno Super Esportes, imitando el embalaje de un videojuego (vea abajo / clic > amplía):


El Nou está ahí ahí con su "Alien", en la línea de Olé. Ambos se salvan, en opinión de uno. Quizá el diario porteño abusa mucho de este recurso. A este paso se les van a acabar los artistas que la gente asocia fácilmente con el asunto de tapa:


Hay que quitarse el sombrero ante el titular pequeñito "Un Boca muy Flu". Muy bueeeno, ché, aunque sea para futboleros de clase media alta y alta. A uno le hubiera gustado verlo a toda tapa con esa foto de Riquelme fundido.

A lo que íbamos. Cultura de portada es lo de Olé –unos días mejor y otros no tanto, obvio– y es lo de Libé, que ayer no tenía un carajo de noticia, con perdón, y lo han resuelto con una buena faena de aliño en primera y mañana será otro día. Es mejor la resolución de la portada que la información. Pero queda claro que, como cada santo día, en Libération alguien se dedicó a pensar la tapa en lugar de empujarla con la barriga. Vea:

Publicar un comentario en la entrada