miércoles, 23 de marzo de 2011

13 sugerencias a periodistas para el manejo de Twitter

El Universal le pide a uno unas impresiones sobre el uso periodístico de Twitter. Bueno. Aparecerán un día de estos. A raíz de eso acabé elaborando una lista de cosas que hago con mi TL. No soy un experto y algunas son obvias. Pero es lo que hago y me funciona. Por si sirven, les dejo aquí estas recomendaciones en desorden y sin ánimo de exhaustividad:
1. Emplea Twitter para lo profesional. Traslada las relaciones personales a Facebook, al correo-e, al sms, al teléfono o al bar. Twitter es para trabajar, no para hacer amigos ni para celebrar congresos. 
2. No sigas a nadie si no añade valor a tu TL (creo que JLO* lo dijo exactamente así). Ojo: hay buenos blogueros que son un desastre como tuiteros y al revés. Ojo 2: hay asuntos cuyo lugar natural es un blog y no Twitter y al revés. Etc. Más: a quien tuitea tres o cuatro veces qué o dónde come, que el pequeño se le hizo caca en el freno de mano y similares >>> unfollow. Con pocas excepciones.
3. Revisa, verifica y pon al día im-pla-ca-ble-men-te, cada semana, la lista de gente a la que sigues, las listas que manejes y tus búsquedas guardadas. No admitas lloros ni quejas de los no-seguidos. Twitter no es una guardería: que se compren un peluche.
4. Reduce todo lo que puedas el número de seguidos, listas y búsquedas. Hay buenos retuiteadores que te ahorran el trabajo de seguir a sectores o especialidades enteras: localízalos y olvídate del resto. P.e., si te interesa el mundo de la edición, sigue a @libreros. Si sigues las revueltas en Oriente Medio, @jordipc es tu hombre. Y así.
5. No somos de piedra: agradece los RTs y las informaciones con cc a ti.
6. Da la bienvenida uno por uno a tus nuevos seguidores mientras puedas. Entra un poco en el TL de los que usen avatar personal (no "huevos") y en su blog o web si tienen. Te haces una idea de quién te sigue.
7. Para verificar de urgencia una fuente: fíjate en quién le sigue y si los mensajes de su TL tienen coherencia, forman un relato con sentido (si no anda cambiando de argumento, de lugar, de tiempo, de línea…). Por supuesto, googléalo y bingéalo: eso lo primero. Si dudas, ni lo uses ni lo publiques. Espérate o pregunta. 
8. Twitter también puede ser un medio informativo y si quieres establecerte como periodista en esa red debes aplicar criterios profesionales. Cuida tu marca y recuerda que si trabajas para un medio establecido muchísimas personas identificarán tu TL con el medio. No vale retuitear todo o retuitear lo que te cae bien, etc. Lee antes las piezas que quieres retuitear aunque vengan de tu seguido más fiable. Cuida el lenguaje. Escribe para que te cliquen. Usa acortadores y hashtags. Cita.
9. 'Cuando el dedo señala a la luna, el imbécil se queda mirando el dedo'. Evita entrar en todas las discusiones referentes al dedo, en el 90% de las referentes a la luna y reduce a 5-6 tuits el resto. No pierdas el tiempo ni lo hagas perder: ni la maldad de la guerra ni la renovación del Tratado Start se resuelven en Twitter.
10. Buen humor, buena onda, piensa bien, amabilidad, respeto, suéltate un poco. Relax: que alguien RT algo no significa necesariamente que esté a favor (aunque de alguna manera vales lo que valen tus RT). Si eres de los que nació para tener razón o salvar al mundo te llevarás muchos sobresaltos, muchos disgustos o ambos.
11. Si la pifias en público, rectifica en público. Discúlpate. Ni te borres ni disimules: todo se sabe y es peor. La credibilidad de tu avatar es más que la suma de tus 'aciertos'.
12. Esfuérzate y no seas pesado con tus tuits. No des la vara #hombreya. Programa los que no son urgentes (el 95%) a horas agradables (p.e., un poco antes de comer…). Tuitea cuando quieras pero al menos ten un momento fijo para aparecer en el TL: tus seguidores acabarán esperándote.
13. Tweetdeck. Es el mejor gestor. Pega: consume mucha RAM. Mucha. 
Publicar un comentario en la entrada