martes, 12 de julio de 2011

Rebekah Scapegoat


Si Rebekah Brooks, la CEO de The News of the World, sabía lo que pasaba en su diario, debe renunciar por inmoral y presentarse ante la Justicia. Y si no lo sabía, debe irse por incompetente. Las mismas razones se aplican a Rupert y James Murdoch, solo que ellos no pueden irse porque son los dueños. Si los Murdoch protegen a Rebekah Brooks, por más que la quieran y favores que le deban, están jugando su propia credibilidad ya bastante maltrecha. Tendrán que sacrificarla junto a sus empleados intoxicados del News of the World. Les recomiendo este enlace.

Alexander Lebedev y The Independent están más felices que Murdoch y Brooks en la tapa del Telegraph.