miércoles, 20 de julio de 2011

The Times hace 'El Discurso del Rey' en papel para Murdoch


La mejor portada/tapa del día, con mucha diferencia. Lo tiene todo. La fotografía con la mirada desafiante de la mujer aguerrida (y guapa) que defendió a su marido acorralado; imagen paparazzesca por excelencia –pareja dentro del automóvil, reflejos del cristal, velocidad…–; una imagen que no vimos en la televisión; un titular de doble sentido que no es un pun estúpido ni insultante…

En fin, que presenta lo ocurrido ayer bajo una luz más suave para la integridad y reputación de su dueño sin necesidad de triturar ni moldear los hechos. Le basta con inducir al lector a verlo con el framing alternativo de un relato heroico. Un gran trabajo de despiste, bien aliñado: en la columna de la derecha peinan la pelota hacia Cameron; no menciona a James Murdoch (el heredero) y le pega un viaje a la BBC en un sumario ("The big player isn't Murdoch, it's the BBC"). No me gusta pero hay que ser muy muy listo para fabricar esta portada. Compárela con la grosería física del Daily Star y la intelectual del Daily Mail, al fondo del post.

Ay, Times. Como Bertrand du Guesclin: Ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor. [Clic > Amplía mucho y bien].

Esta portada es para Murdoch el equivalente en papel de lo que son para la monarquía británica La Reina y El Discurso del Rey en celuloide (déjeme que le sitúe: uno cree que ambas películas han sido financiadas por los Windsor para sostener su empresa familiar y hacerle ver a Carlos que debe abdicar en Harry (y Kate) Es la única manía conspiratoria que tengo, en serio).

Casi todos los demás diarios se dedicaron ayer a ese manierismo británico que es el pun, un juego de palabras pretendidamente cómico cuyo resultado, en general, suele ser pobre u ofensivo para una inteligencia media. "Humble pie" puede traducirse por "torta del pobre", una especie de empanada hecha con vísceras de animales que no se comerían si no vinieran disfrazadas así. "Comer torta del pobre" es una frase popular que significa humillarse o ser humillado. Lo ve ¿no? El propio Murdoch y el nota de la camisa de cuadros les hicieron el titular. The Guardian se habrá sentido eating humble pie viendo como coincide con el Telegraph y con el… Express. También con todos los escoceses. Lamentable.


Es lo de siempre: se olvidaron de descartar la primera idea y pensar diez minutos más. Eso hicieron The Times, The Independent y… el Daily Star, cada cual a su nivel –no vaya a creer que cuando los del Star piensan diez minutos más son los reyes del mambo: en realidad, en ese diario parece que piensan diez minutos menos).

The Independent juega la carta política –es la línea que siguen para distinguirse del resto:


El Star, como siempre, trata de reducirlo todo a culos y tetas, que es de lo que sabe su dueño, pero copia un titular famoso de The Sun. Reconózcalo conmigo por una vez en la vida: ese guiño tiene gracia, jejé-jujú:


El Daily Mail, sin embargo, le ha visto las orejas al asunto, al que temen más que a un mono con unas tijeras. Saben muy bien que si todo va como debe serán ellos –con su director Paul Dacre al frente– los que se sentarán ante ese comité después de los Murdoch. Así que han decidido que hoy era un día para practicar sus deportes favoritos: intimidar a los parlamentarios, desfigurar la realidad y decir a sus lectores qué deben pensar, cuándo y cómo. Todo en dos frases, veinte palabras. Es conmovedora su preocupación por el euro. Son el diario más eurofóbico del Reino Unido. En estos días vale todo. Vea:

Publicar un comentario en la entrada