viernes, 1 de julio de 2011

Cómic informativo

[clic > amplía]

En la portada de El Universo de Guayaquil de ayer pueden ver esta tira que relata cómo un expolicía impide un robo en un autobús urbano. Cuando pido que lo escanéen para subirlo a este post, GF me pasa este otro, aparecido en la portada de Gran Guayaquil hace un par de días.


La tira (tebeo, comic, bande dessiné) es un género de la infografía y funciona muy bien en la prensa gráfica. El lenguaje es archiconocido y bien antiguo. Aunque es anterior al cine, ahora aprovecha muchos de sus recursos. Además, nunca hizo falta una computadora para estos trabajos.

Agrego la portada de ayer:

7 comentarios:

Gabriel - diseño de paginas web dijo...

Se ve que la informacion no se da con mucha veracidad. Por otro lado que mal se esta con la delincuencia...
Gabriel

Matias dijo...

Solo haré la consideración sobre que tanta información "inventada" hay ahí. Ropa, color de cabello, esas cosas. Eso me molesta un poco, porque hoy es un pelo rubio que no existe y mañana sale algo así http://www.edwardjayepstein.com/nether_fictoid3.htm

Por lo pronto, para ilustrar situaciones tengo elegido recursos gráficos lo más genéricos posibles, justamente para no caer en imprecisiones.

Por otra parte, tengo menos problemas en usar comics para ilustrar eventos históricos. Será porque se exige (o yo exijo) menos exactitud de algo que pasó hace 50 años que de algo que pasó ayer?

Bueno, por ahora seguiré pensando.

GP dijo...

Gracias Matías, es uno de mis temas preferidos... Solo digo por ahora que la precisión de la información termina con la comunicación.

GP dijo...

Sigo Matías. No confundas dibujo con foto. Cuando dibujamos algo que ocurrió hace media hora o hace 50 años, todos entendemos que lo que vemos es una interpretación de la realidad y no un instante congelado. El dibujo es un relato, igual que que no coincide el texto de 300 personas distintas que dicen la verdad sobre un mismo hecho ¿Es relevante el color de la camisa o del pelo en este caso? No. Entonces...

¿Qué cuadro en más verdad? ¿Las meninas de Velázquez, el Guernica de Picasso o La coronación de Napoleón de David? Te aseguro que no lo sé. Picasso pintó el horror, Velázquez la luz y David la majestad. Nadie está más cerca de la verdad que los artistas. Y tengo probado que cuanto más artistas son los periodistas, mejor expresan lo que ven.

Pablo dijo...

Matías creo que te has metido en un lío. Lo digo de forma simpática. Cuando el lector se enfrenta a esta forma de contar historias no ve si la camiseta es roja y si el tipo teiene el pelo largo. Sólo resaltan las características peculiares si son realmente llamativas. Por ejemplo si lo huebiesen dibujado como Bob Marley es que el tipo llevaba trenzas y vestía tipo rasta. También fíjate que cuando sintetizamos la información visual también mentimos como tú dices. Si fuesemos tan estrictos solo los calvos que visten falda podrían entrar en lavabos que se reservan para el uso de las señoras… hay mil ejemplos. No ha que ser tan dogmático y reconocer cuando las cosas están bien hechas. Este es el caso del trabajo de Gabriel Fandiño y su equipo para El Universo. Es cierto que soy parte interesada en este caso pero creo que los dos ejemplos son muy buenos y cunetan muy bien lo que sucedió independientemente si vestían camiseta roja o morada.

Matias dijo...

Por lo visto he encendido alguna mecha :D

Gracias, GP, por semejante post (el que vino después que este).

Ahora Pablo, sí, me he metido en un lío, pero no más que en los que me meto todos los días con esas cuestiones sobre si dibujo una rubia o no.

Solo es pertinente que estas cosas sean discutidas, no para nunca más dibujar una mujer rubia o morocha, pero para que el periodismo "visual" sea más comprendido como periodismo. Y que si dibuja algo "mal" sea algo conciente, y pensar que es algo análogo a usar un adjetivo. Y que esa "conciencia" tambien evite cosas como la que mostré en mi comentario anterior.

GP dijo...

Gracias Matías. Hay un comentario muy interesante de Alberto Cairo en el post siguiente. Gracias Pablo también.