sábado, 16 de julio de 2011

Sí. Pero que sea de verdad...

Clic > Amplía

Es uno de los casos más asombrosos de la historia de la prensa. Ocurre recién cuando el periodismo dejó de ser una relación unilateral (uno que emite y otro que recibe sin chistar) para convertirse en una conversación. ¡Bienvenida!

Aquí John Plunkett en The Guardian de ayer.

Ojalá Rupert Murdoch esté realmente compungido y no sea esta una estrategia para salir de la crisis con el menor daño posible a sus audiencias.
Publicar un comentario en la entrada