lunes, 18 de julio de 2011

El País parece latinoamericano

Mi amigo CR*, periodista genético y de diarios, cada vez que se refiere a El País de Madrid lo llama Su Majestad El País. No lo hace irónicamente: dice que es el rey de los diarios en castellano y tiene bastante razón. Todos miramos siempre lo que hace El País con reverencia y admiración. Bueno. Esto hizo hoy Su Majestad El País en portada.

clic > amplía

Quizá nos entiendan más ahora a los periódicos latinoamericanos cuando damos estos consejos al gobierno, pero sobre todo al pueblo de nuestros países, que todavía pelea por sus libertades.

Aquí el editorial completo en el que Su Majestad pide la dimisión inmediata de José Luis Rodríguez Zapatero con párrafos como este:
Si de verdad Rodríguez Zapatero quiere rendir un último servicio a su país, debe hacerlo abandonando el poder cuanto antes y reconociendo la urgencia de que nuestro Gobierno recupere la credibilidad perdida.
Hasta ahí las similitudes. La diferencia es que en gran parte de nuestra América todavía nos jugamos la libertad y el patrimonio por decir mucho menos en la prensa. La libertad es la misma; las consecuencias son distintas.

clic > amplía

5 comentarios:

javier dijo...

Perdona, pero la querella contra El Universo...¿No se dio porque el diario dio una información errónea (que el presidente quería pasar por las armas a todos los policías alzados)y se hizo el remolón y el difícil a la hora de rectificar? En España al ¿periodista? Losantos Omar lo condenaron por ofrecer una información equivocada sobre el alcalde de Madrid y tampoco dar signos de rectificar. Yo no puedo decir abiertamente que fulano quiso generar una matanza y, luego, ir campante diciendo que es sólo mi opinión y no cometo delito.

GP dijo...

Gracias Javier

Es una larga discusión y creo que es una cuestión política más que jurídica. Pongamos la versión más extrema: un periodista del diario escribe algo que no es cierto en una columna de opinión e insiste en que las cosas son como él dice. Correa los querella por esa información errónea por desacato (un delito que ya no existe en los países libres) y pide al diario que rectifique. El periodista mantiene que tiene pruebas de sus afirmaciones y renuncia al diario (entre otras razones por no entregar esas pruebas a la dirección del periódico) Entonces el periódico ofrece públicamente la rectificación a Correa, cuando y como este quiera. Pero Correa no la acepta y decide seguir el juicio. La intención de Correa no es la verdad ni el resarcimiento (ha renunciado a quedarse con la indemnización). Lo que quiere es quebrar el diario que denuncia la corrupción de su gobierno para callarlos a ellos y a cualquiera que se anime.

TP dijo...

Javier, buenísimo lo de "Losantos Omar". Ese es el primer y segundo apellido de un árbitro español. Tú te refieres a Federico Jiménez Losantos, el…, el… ¿radialista? ¿radiofonista?

Por lo demás, todo bien, mil gracias

javier dijo...

TP, tiene toda la razón!! Se me ha atravesado mi subconciente futbolero. Gracias por no hacer mucha sangre.

GP dijo...

En Posadas a esa gente le decimos "propalador"