lunes, 18 de julio de 2011

Test de vanidad para periodistas

Puede averiguar sus resultados al final del post.

1) ¿Qué hace usted cuando aparece su firma en la portada del diario?
A) Muestra el periódico a la familia, a los amigos y a los hinchas de su equipo favorito.
B) Guarda el diario y va echándole el ojo a la portada a lo largo del día.
C) No se deja engañar: sabe que al día siguiente ese periódico servirá para envolver pescado.

2) Si alguien de otra profesión le dice que ser periodista es lo más, le replica que...
A) Está de acuerdo en que usted es un ser humano especial y le pregunta si no quiere un autógrafo.
B) Lo agradece con algo de rubor: "Bueno, no hay para tanto."
C) Responde: "Echa un vistazo a mi cuenta corrriente y luego hablamos."

3) ¿Cómo le gusta vestir en la sala de redacción?
A) Súper cool, a la última.
B) Sin exagerar, pero siempre con camisa oxford y chinos Avirex.
C) Zapatillas sucias, vaqueros rotos y camiseta del Che Guevara.

4) ¿Le gustaría ganar el premio Ortega y Gasset?
A) Por supuesto, vivo para eso.
B) Me alegraría.
C) A la mierda con el Ortega y Gasset. Prefiero ganar el bote acumulado de la Loto.

5) Si alguien le pregunta si fue difícil entrevistar a Al Pacino, usted...
A) Dice que fue coser y cantar porque, al fin y al cabo, "Al es un colega".
B) Dice que fue difícil, pero que por suerte tenía buena relación con el agente del actor.
C) Admite que esas declaraciones salen de una promo de quince minutos con otros siete periodistas.

6) Usted es un presentador de televisión. Si una noche nadie le reconoce en el restaurante ¿qué hace cuando llega a casa?
A) Se toma medio tubo de Prozac para no suicidarse.
B) Se dice que es normal porque llevaba puestas la gorra y las gafas de sol.
C) Advierte el lado bueno del anonimato: puede ir por ahí sin que nadie le toque las narices.

7) Al entrar en la zona VIP de una fiesta llena de famosos...
A) Saluda a Claudia Schiffer ("Clau") como si fuera su amante desde hace 20 años.
B) Saca fotos de la fiesta con su móvil para colgarlas en Facebook.
C) Le parece todo aburridísimo y echa de menos el bar de al lado de la redacción.

8) ¿Cómo reacciona usted ante una crítica negativa a su reportaje?
A) Se cabrea como un mona. ¿Cómo se puede hablar mal de un texto tan perfecto?
B) Finge que acepta las críticas sin reconocer que el texto es malo.
C) Acepta que el texto es una auténtica porquería.

9) Cuando el conferenciante elogia públicamente su pregunta en la rueda de prensa...
A) Dice que no ha oído el cumplido y pide que repita lo que ha dicho más alto.
B) Se imagina contándole el elogio al jefe.
C) Replica que le interesa más recibir una respuesta interesante.

10) Si le despiden porque hizo una cagada, le dice a sus amigos que...
A) Había pedido un año sabático para reciclarse y que tal vez viaje a Nueva York.
B) Es víctima de la salvaje reducción de costes en la redacción.
C) Explica que sí, que publicó que Elvis vive.


RESULTADOS

Si la mayoría de sus respuestas son A, su nivel de vanidad es comparable al de Mourinho. Usted se cree Gay Talese, Bob Woodward o Tom Wolfe. ¡Contrólese, amigo!

Si la mayoría de sus respuestas son B usted es vanidoso, pero en niveles tolerables en la profesión. Aún no debe acudir al psiquiatra.

Si la mayoría de sus respuestas son C, usted es un mirlo blanco, un periodista que no tiene vanidad. Es un tipo raro, más difícil de encontrar que un periodista que no se queja o uno que gana bien.


Adaptado de Desilusões Perdidas, el blog de DR*, via RN*
Publicar un comentario en la entrada