domingo, 14 de febrero de 2010

Más periodismo profesional

Uno no tiene nada en contra del estilo del FT. Le parece peligroso porque es fácil confundirlo con una rabieta infantil, lo cual es malo para su credibilidad y relevancia. Lo que de verdad le gusta a uno es que le den noticias, como hoy el NYT en su portada/tapa:

La desventaja de las noticias es que son más caras que un columnista y un editorial y muchas veces llegan más tarde. La ventaja es que dejan a la gente libre y habilitada para pensar lo que les de la gana.

Por ejemplo, un MBA de la vida debe reaccionar a ese titular pensando: ¡Qué grandes esos cabrones de Goldman Sachs! ¡Cómo vieron la oportunidad! ¡Se las piensan todas! La ciudadanía europea en general, en cambio, debe estar asociando a ese banco con la puta que lo parió. Y entre una y otra reacción deben darse todas las variedades del gris. Sin que el diario te diga qué debes pensar.

Hoy, El País lleva esta pieza de José María Irujo, excelente:
Es bonito el periodismo: hace a la gente libre y más ciudadana. Todo lo demás que dicen de esta profesión (la "convocatoria de la palabra", "hablar a las cosas y a las criaturas de este mundo", como hoy se escribe aquí tan bienintencionadamente) es poesía o elogio fúnebre que no sirve para nada.
Publicar un comentario en la entrada