lunes, 15 de febrero de 2010

La angurria del poder

El poder nunca entendió ni entenderá la lógica del periodismo. Lo cuenta también Luis Majul en El Dueño, el libro que describe el modelo hegemómico de poder y negocios que intentaron los Kirchner en la Argentina actual. Uso el pasado porque Majul y gran parte de los periodistas argentinos dan por terminada -en un plazo máximo dos años-, la era kirchnersita.

Majul ensaya un nuevo relato de la ruptura del matrimonio Kirchner con Clarín. Además del detalle del Rutini con cocacola cuenta que Néstor Kirchner no entendía la lógica del negocio del periodismo. Un diario buchón (pelotillas/chupamedias del poder) perdería en poco tiempo sus lectores y dejaría de ser negocio. Pero ni Kirchner ni ningún político entienden esa lógica porque su angurria es infinita. Ellos quieren todo siempre. Por eso el negocio de los que pretenden ganar dinero falseando el periodismo para el poder, deben saber que tarde o temprano le exigirán hasta lo que no pensaban dar nunca: el negocio completo.

Vino con cocacola, en Paper Papers, 29/12/09
Publicar un comentario en la entrada