lunes, 25 de enero de 2010

Súper momios

Está claro que quienes más valoran la credibilidad de los periódicos son sus detractores. Leen los diarios letra por letra, los critican, los anotan, los recortan y los archivan. Ahora son los progresistas, antes eran los conservadores. Ni progres ni conservas: unos y otros son súper momios autoritarios a quienes les molesta la verdad.

Buena señal es esa: defender al pueblo de los abusos del poder, sea quien sea el poderoso.

Siiiii. La foto es vieja. Ya sé. Pero no me digan que no es buena.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya estamos de nuevo...Vos disculpame GP, yo trato de no meterme pero me tirás los centros a la cabeza!!!
Cual es el problema que los políticos "lean los diarios letra por letra, los critican, los anotan, los recortan y los archivan". El periodismo hace eso respecto del resto de las actividades y vive de la crítica a los demás (muchas veces hecha en forma extremadamente liviana). ¿Por qué no se puede criticar entonces a los diarios? ¿O son una vaca sagrada? En una democracia todos tienen derecho a expresar opiniones críticas y si es contra un medio, se la tiene que bancar. ¿Por qué Clarí puede criticar como juega el Pitu Abelairas y el Pitu Abelairas no puede criticar como informa Clarín?

Otra: "son súper momios autoritarios a quienes les molesta la verdad". Realmente creés que las empresas periodísticas imprimen "la verdad"? Sos tan inteligente GP que no te puedo aceptar tan cándido. Además, desde cuando hay "una" verdad? Quien tiene "la" verdad? Cuando decía "la" verdad Clarín, cuando era oficialista o ahora? Cuando dice "la" verdad La Nación, cuando apoyó a De la Rúa (con esos interminables editoriales de Escribano) o ahora que dice que nos gobiernan los montoneros? Cuando dice "la" verdad Página, cuando denunciaba la corrupción y la podredumbre del menemismo o cuando nos muestran a los K como Napoleón y Rosa Luxenburgo?
En fin, creer que las firmas que imprimen publicaciones gráficas lo hacen por "la verdad" es refutable por un estudiante de primer año de comunicación. Por eso no creo que GP lo haya dicho en serio sino como provocación para la hinchada y generar estos bailes.
Cheers, el anónimo de siempre

GP dijo...

Pero vos lees mucho más de lo que está escrito...

¿Dónde digo que no pueden leer el diario letra por letra? ¿Dónde digo que no se puede criticar a los diarios? ¿Dónde digo que los diarios dicen la verdad? ¿Cuándo te tiré un centro a la cabeza?

Te comés todos los amagues, Anónimo querido. Necesitás unas vacaciones.

Los periodistas están obligados a buscar la verdad y a respetarla. Los buenos diarios también respetan la verdad. Los déspotas, los dictadores y los tiranos, en cambio, odian la verdad.

TP dijo...

Son bonitos estos bailes. Aunque cuando salgo a invitar a la dama me llamen nabo y español.

Una. Afuera de la Argentina hay un mundazo… Si todos los post del blog, estimad@ y bienvenid@ anónim@, los vinculamos a Buenos Aires DC… no lograrás verlo.

Otra: más sentido común al leer. No todos pensamos la peor, la más retorcida y más peluda interpretación –como tú. Otros piensan la más cándida, que no es la peor.

Última: ¿Ustedes dos no iban a tomarse una coca y comer un pancho? ¿Fueron y se lo tiraron a la cabeza? Manden las fotos, pues.

GP dijo...

¿Ves Anónimo? ¡Ahora nos riñó TP! Avisá dónde y cuándo. Yo invito.

Anónimo dijo...

no pará, pará. Cada vez que entré en este baile, lo hice con el agradecimiento que corresponde a los anfitriones. Por un error te llamé español, pero nunca te diría nabo, porque estoy seguro de que no los sos. Como tampoco lo es GP.

Respecto a que vinculo todo a lo que pasa en BA, lo admito. Es mi aldea y en ella me muevo con (relativa) seguridad. Jamás me animaría a opinar sobre lo que ocurre en otro país en base a lo que leo en la prensa. Es más, creo que opinar sobre algo por lo que se lee en la prensa es la peor opinión que uno se puede formar. Creo que para opinar sobre lo que ocurre -por ejemplo- en Ecuador, debería vivir allí, como mínimo, un año. Jamás lo haría en base a lo que leo en la prensa.

Desde ya que la interpretación más candida no es la peor. Pero GP insiste en que los periodistas y los diarios están obligados a buscar "la verdad". Ahí estamos ante un problema diría filosófico, puesto que yo no considero que haya "una" verdad. Me parece algo muy autoritario pensar que ante determinado acontecimiento hay "una" verdad. Uno a la cancha a ver un partido y ve que al otro día el diario le pone una alta calificación al que uno vio como el peor jugador del equipo. Desde esa nimiedad vemos que no hay "una" verdad. Imagínense en temas más complejos como la política, la economía, los regímenes políticos, etc. La duda es revolucionaria amigos, la certeza es una laguna en el pensamiento.

El pancho y la coca? con mucho gusto claro. Hagan a fin de año la "paper papers fest" y allí nos cruzamos.
Cheers, el anónimo de siempre

TP dijo...

Bueno. Si es solo un año…cumplimos.

GP dijo...

La verdad y una verdad es la misma cosa. Deberías escribir verdad en el buscador del blog y verás lo que opinamos cada uno. Yo creo que la de los perioditas es como la verdad de los artistas y tengo claro que la verdad no es el promedio de todas las versiones ni sale de sumar mentiras por muchas que sean. También que llegamos a ella con mucha dificultad, pero eso no nos exime de la obligación de buscarla. Además la misma actitud de buscarla ya sirve para mejorar la realidad. Encontrala no te digo nada.

Anónimo dijo...

ahora vamos un poco mejor. Hay que hacer como si hubiera una verdad y tratar de encontrarla, siempre sabiendo que nunca se llegará a ella. Eso me gusta más.

Se_Bass dijo...

Permiso! Yo vendría a ser de esos que, en un coctel, se mete en algún círculo de gente que no conoce, o conoce de lejos y se encarama en la discusión de turno a la que llega tarde y que, porque me pasa, termina siendo la última palabra pero no porque diga algo contundente o inteligente sino porque el resto se mira con cara de y este quién es y al toque hacen silencio y un segundo después cambian de conversación, ¿viste qué buena que está la esposa del gerente de recursos humanos?

Y digo: los periodistas no están obligados ni a buscar ni a decir la verdad. Aún hoy hay mucho verso sobre la objetividad. Tienen (tenemos) que hacerse cargo de que son constructores, no relatores, del entramado social, como primer paso. Y luego, reconocer públicamente desde dónde (posición política, ideológica, económica whatever) lo dicen. Para algunos esto será el famoso "depende del cristal con que se mire" y es una cagada eso porque ahí suelen terminarse todas las discusiones. Pero no. Porque después de blanquear sus intereses (lean intereses como algo positivo, no como si fueran el turrito de las cuevas de Corrientes cagandote con los centavos de dólar), el periodismo será mucho más libre de decir: este es el mundo que yo veo y este es el mundo que yo quiero. Y nadie se lo podrá discutir.

Salute! Seba

GP dijo...

100 % de acuedro con Sebas, pero no vale hacer eso con mentiras, que es lo que hacen los cínicos y ya dijo don Ryszard que no sirven para este oficio

Anónimo dijo...

100% de acuerdo con sebas también. también con la cita de kapu que pone GP, el problea es que hay tantos cínicos que a veces parece que son los únicos que sirven. Igual daremos el combate
cheers, el anónimo de siempre

TP dijo...

Eso: igual daremos el combate.

[Gonzalo, ¿tenemos directora de recursos humanos? :P]

Federico Gauffin dijo...

¡¡La foto es genial!!