domingo, 24 de enero de 2010

Cuando solo queda la prensa

Esta medianoche unas 50 operadoras de cable de Venezuela levantaron la señal de RCTV, Ritmo Son, Momentum, América TV (supongo que es la señal argentina), American Network y TV Chile. El canal fue sancionado por no emitir las cadenas presidenciales. RCTV no los emite porque se considera un canal internacional mientras que el gobierno -a través de la Conatel- considera que es un canal nacional y por tanto está obligado a sumarse a las cadenas del presidente y a pasar el himno nacional (como el sello/estampilla al final de la trasmisión en la España de Franco). Parece que este sábado RCTV no emitió el discurso de Chávez en una concentración por el 52º aniversario de la caída de la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez. RCTV no emite al aire desde 2007 cuando el gobierno de Chávez lo cerró e incautó sus equipos. Desde entonces se convirtió en una señal de cable y comenzó a actuar como canal internacional para evitar nuevas sanciones.

La noticia completa se puede ver en los diarios de Caracas de hoy, en los que aparece, además, una concentración multitudinaria -una más- en contra de Chávez.

Los diarios salvarán a nuestras democracias sudamericanas. No es la primera vez que lo digo, pero ahora se ve patente. ¿Se puede obligar a un diario a publicar todos los días el himno nacional o los discurso completos del presidente? Chávez es capaz, pero la prensa siempre encontrará el modo de eludir la censura ¿Intentará cerrar El Universal, El Nacional o Últimas Noticias? ¿Cómo? Solo se puede cerrar un diario por la fuerza y creo que ni Chávez lo intentaría (antes se caerá como el general Pérez Jiménez).

Nuestros queridos déspotas latinoamericanos, en cambio, sí pueden cerrar un canal de televisión o una emisora de radio sin que se les mueva un pelo ni se les venga el mundo abajo. Solo protestas que se diluyen en el tiempo. Para el imaginario colectivo occidental cerrar un diario es un atentado a la democracia; en cambio cerrar un canal o una radio es un acto administrativo, por ahora...

Al final la prensa e internet (los sitios de los diarios y miles de blogs) son ya las únicas voces que defienden a los venezolanos de los abusos del poder. Ahora hay que esperar a ver quién gana.


Vamos por más libertad, en Paper Papers, 9/12/09
¡Libertad de Radio y Televisión!, en Paper Papers, 14/11/09
Publicar un comentario en la entrada