jueves, 28 de enero de 2010

Espada era la de Damocles

La noticia pasó inadvertida detrás del iPad que sostenía ayer Steve Jobs en San Francisco. Arcadi Espada se fue de Factual y dejó huérfano el proyecto de periodismo de autor antes de probarse el traje. Ahora Factual será como el Bulli pero sin Ferran Adrià.

Dice Espada:
Este es el último ejemplar de Factual que llevará mi firma. Las razones se resumen en dos: el recorte que pretende aplicar la empresa al presupuesto de funcionamiento y sus discrepancias con el modelo y la orientación del periódico. Todo aquel que invierte su dinero en un negocio tiene derecho a ejercer su control sobre él. Del mismo modo también lo tengo yo a proteger el sentido de un modelo periodístico en el que he trabajado durante los dos últimos años. Este tiempo impide que Factual pueda ser considerado una breve experiencia personal. Su gestación y desarrollo ha sido además una experiencia intelectual muy emocionante. Gran parte del premio que me llevo se debe al trabajo, duro, cómplice y bienhumorado, de unos periodistas ejemplares que han escrito algunas líneas (pocas, desdichadamente) de lo que debe ser un periódico de su tiempo. Fuera de los archivos, nada hay más triste y desencajado que un periódico de ayer. Una palabra más, para los lectores. Factual ha logrado crear en muy poco tiempo una comunidad. Una comunidad, además, de miles de lectores que pagan, en una modalidad u otra, por sus contenidos, y que también en este sentido diseñan el único periodismo posible de nuestro tiempo. A todo ellos los convocó Factual a partir de un contrato detallado. Por lo que a mí respecta lamento no estar ya en condiciones de poder garantizar su cumplimiento. (sigue)
Dice la redacción:
Los redactores de Factual queremos, con esta nota, expresar nuestra sorpresa y nuestro más sincero pesar por la decisión que ha tomado nuestro director, Arcadi Espada. Fue él quien convocó a todos los miembros de este equipo con razones claras, contundentes, apasionantes: hacer un diario cuya vocación fuera mostrar los hechos de la actualidad -¡periodismo!- y que además ofreciera al lector un lugar bello y cálido. Creemos que en este cortísimo tiempo, así ha sido. Por eso nos pesa especialmente que posibles discrepancias entre la empresa editora y Espada nos priven de su dirección. En este momento, lo único que sabemos es que los editores de Factual tienen pensado seguir adelante con el periódico. A la espera de sus decisiones, sólo podemos agradecer a Arcadi Espada la confianza que generosamente ha depositado en nosotros y, por encima de todo, la existencia de Factual.
Dice la Empresa:
Arcadi Espada ha decidido dimitir irrevocablemente como Director de Factual. Las decisiones son libres, se asumen pero no por ello han de ser queridas. Ésta no lo es por parte del grupo editorial de Factual. Para Arcadi no tenemos más que agradecimientos. Agradecemos su dedicación, su empeño, que haya puesto parte de su inteligencia en el proyecto, su participación imprescindible en el lanzamiento , su capacidad para hacer del trabajo duro una ilusión, en fin. Arcadi ha dimitido y Factual, segurirá y espera seguir contando con su colaboración. No entraremos en los motivos de su decisión, pero el proyecto Factual segurirá contando con él y con todos los que unieron sus esfuerzos para crear una cabecera con la intención que fuera la referencia de un periodismo nuevo. Muchos caminos angostos se van ensanchado paulatinamente, tomando decisiones que, aunque sean en mayor o menor medida criticados, se adoptan con el único objetivo de consolidar un proyecto inicial, y en ese empeño seguirá dedicada la editorial, para cumplir el compromiso con sus lectores y amigos. La nueva dirección del diario la asumirá Juan Carlos Girauta . Este cambio conlleva nuevos desafios e innovadores planteamientos en la estrategía y enfoque del diario.
Digo yo:
El futuro se nos está muriendo antes de tiempo -ya pasó con Soitu.es- mientras la muerte de los diarios que sobran reanima los que quedan vivos. Solo lamento que se haya ido Cristina Fallaras (me gusta como escribe)
Publicar un comentario en la entrada