martes, 12 de mayo de 2009

…y bueno

Se quejaba uno hace un tiempo de los reporteros alatristes —recepción de hotel y CNN, lejos de la calle– y de los opinólogos a la violeta (¡Esa Plaga!) que atribuyen valor a su opinión porque es la suya y no porque razona sobre los datos, los hechos. Al final acaban hablando de sus manías o de las de su jefe, de sus traumas, costumbres y propensiones. Y eso a la gente le importa un bledo. La queja venía a propósito del sida en África, el Papa, los condones, etc.

Entre los comentaristas de ese post estaba Pablo, cooperante en Malawi desde hace un año. Emocionante. Y muchos de los habituales de Esta Casa. En fin, que es el post con más comentarios del año.

Ahora El Buen P* me dice que José Carlos Rodríguez, cooperante desde hace 20 años en Uganda, ha escrito una buena pieza en El Periódico que da la razón a uno en lo de hacer reporterismo de veras –es decir, contar lo que hay aunque los resultados contradigan el prejuicio del reportero. Extracto una perla del artículo y dejo el enlace acá:
Me gustaría lanzar una pregunta inocente: ¿Han oído ustedes a algún país africano protestar por las palabras del papa Benedicto XVI en contra de los preservativos durante su viaje a África en marzo? Yo aún no he oído ni media palabra al respecto. Tras 20 años en Uganda, la reciente admisión a trámite en el Congreso de los Diputados de una reprobación al Papa por estas palabras no deja de parecerme una manera sutil del paternalismo que padecemos los occidentales: pretender saber lo que es bueno para África sin molestarnos en consultar a los africanos.

2 comentarios:

Fernando del Busto dijo...

Muchas gracias por la idea, no había caido en ella.

Anónimo dijo...

Sentido común bien referido. Lo había visto, pero se agradece verlo difundido. Muchas gracias, Toni.