jueves, 5 de marzo de 2009

Piense como yo quiero

El numerito de siempre. La noticia es la interpretación distinta… ¡del mismo hecho! de manera que parece que han ocurrido dos cosas distintas. Por no mencionar el juicio de intenciones de El Mundo (¡Qué Se Han Creído! ¡Nosotros No Nos Chupamos El Dedo!). Para que no se nos ocurra pensar fuera de las líneas que nos marcan y convienen. Qué peligro. ¿Qué quieren? ¿Quitarnos nuestra condición de ciudadanos y devolvernos a la de súbditos (suyos, claro)? Qué vergüenza.

PUESTO AL DÍA 09:27 am GMT : Miren qué sencillo y claro lo hace ADN:

6 comentarios:

Anónimo dijo...

la objetividad jamás ha existido ni existirá en un diario.

TP dijo...

¿Qué tiene que ver aquí la objetividad? Lo que me pregunto es cuál es el hecho ocurrido. Será uno, concreto, descriptible, discreto… etc. En fin, al alcance del lenguaje para ser contado.

[Y sí, la objetividad es un cuento. Pero la imparcialidad, no. No podemos ser objetivos (no somos un objeto) pero podemos ser imparciales.]

jose dijo...

Perdona, el titular de El Pais es el justo, el que describe los hechos, como me enseñaron en la facultad.
El de El Mundo, como siempre es injurioso, cizañero, interpretativo y ajeno a la realidad.
Los periodicos no tienen que ser objetivos, tienen que contar los hechos, nada mas. Luego poueden dar la opinion que quieraan en la seccion correspondiente, con o sin firma.
No quien empezó la tonteria esa de la objetividad.

GP dijo...

No se... contar los hechos es ser objetivos, decir todos lo mismo. Clones. No se. No se. No se... Me gusta más el análisis y porqué no en portada. ¿No se puede decir "Esperanza" cuando asume Obama o "Todos a Valencia" como El Correo de hoy? Alentar, conmover, descubrir, celebrar, contemplar, disfrutar, lamentar... también son misiones -nada objetivas- del periodismo.

Anónimo dijo...

perdona Toni, pero la imparcialidad tampoco existe. eso hace un diaro de izquierads o de derechas... que me guste uno o el otro. que lo cargue con la cabecera hacia afuera pegado al pecho.

creele al que quieras. si quieres estar “mejor informado”, hay que leer todos. eso no es noticia tampoco.

un saludo

TP dijo...

Todos perdonados: nadie me ofende –que nadie se ofenda tampoco.

Ok, Gonzalo. De acuerdo. Pero no valen juicios de intenciones, que no son hechos ni análisis ni celebraciones ni…

En cuanto a leer todo… buf. Qué vieja excusa para no trabajar: ¡Ah! ¡Que lo lean todo! ¡Habráse visto! (hay que decirlo arrugando la nariz). Así nos va.