miércoles, 18 de marzo de 2009

Diarios Falcon

¿Cómo serán los autos dentro de 20 años? Iguales que ahora. Durarán como duró el Trabant en el URSS o como el Ford Falcon en la Argentina (supimos que los autos giraban y no doblaban cuando se abrió la economía ¡durante un gobierno militar!).

Entre otras bondades, la crisis producirá un estancamiento en la investigación y desarrollo y en otros gastos que se volverán superfluos para muchas industrias. Se acabarán el despilfarro y los caprichos y con ellos las ediciones limitadas, los modelos estrafalarios y las modas innecesarias. Nos volveremos un poco soviéticos.

¿Y los periódicos? Los que queden serán iguales en diseño y mejores en periodismo. Subsistirán los que inviertan en talento y ahorren en las monsergas que venden algunos consultores como si fueran tónicos capilares. Habrá menos diarios, pero mejores, que capitalizarán la muerte de los que hoy contaminan el mercado y consumen papel para vanidad del poder.
Publicar un comentario en la entrada