viernes, 20 de enero de 2012

Una definición precisa y educada de tertuliano

La principal característica de la clase tertuliana que domina el actual periodismo político es que sus cabecillas no suelen, generalmente, documentar ni investigar las noticias. Es cierto que el debate político requiere críticos y analistas además de reporteros, pero muy pocos tertulianos están donde están a causa de su profunda expertise, su capacidad analítica o su habilidad literaria. En su mayor parte se trata de personas con talento para mantener enganchados a los oyentes o televidentes enfatizando tópicos convencionales, eliminando la sutileza de sus opiniones, acomodándose a uno de los lados o armando escándalo.
Es perfecta. Es de David Greenberg en The New Republic, en su crítica de la biografía de JFK escrita por Chris Matthews, el conductor de la insustancial tertulia "Hardball" en MSNBC. Léala (la crítica).
Publicar un comentario en la entrada