martes, 16 de noviembre de 2010

El periodismo y el ciudadano

John Tyner rechazó pasar bajo el escáner corporal del aeropuerto de San Diego. Le indicaron que, en ese caso, deberían someterle a un cacheo que incluía manosear dentro de sus ingles. Tyner se negó: "si tocas mi pito te mando arrestar", dijo al policía. La aventura sigue hasta que Tyner es expulsado del aeropuerto con la amenaza de 11.000 dólares de multa y un proceso civil.

Todo quedó registrado en su blog, incluidos tres vídeos que tomó con su teléfono con la completa del incidente –se ve poco pero se oye todo.

La entrada se viralizó en horas. Ahora mismo ya tiene más de 5.000 comentarios. Su historia ha dado la vuelta al mundo. Aquí está la información de USA Today sobre la cosa.


Algunos gurús ya han ametrallado de nuevo al planeta con el cuento del periodismo ciudadano, el periodismo "reiniciado", las fuentes directas, el ciudadano que informa a otros ciudadanos. Toda la monserga. Están como nene en Reyes Magos.

El post de Tyner es estupendo, tanto como su coraje y su iniciativa. Pero el periodismo lo llevan USA Today y el resto de medios que cubrieron el asunto, verificaron los hechos, le dieron contexto y escenario, dieron eco al evento y obligaron a las autoridades a reaccionar. Bravo, Tyner. Bravo periodistas. Uno para todos y todos para uno. El periodismo es eso.

El resto son hechizos de adivino y cháchara de tertuliano.

Te quiero, Nathalie, pero te quiero camarera en Paper Papers 30/11/08
Publicar un comentario en la entrada