viernes, 19 de noviembre de 2010

Aléjese de los asesores

...no es obvio que el papel impreso tenga que estar en crisis. Rechazo las definiciones autodestructivas. Me molestan. En los últimos años hemos hecho mucho para dañar la imagen del papel, al que, en el fondo, debemos todo. ¿Cómo lo hemos conseguido? Desoyendo todo lo que nos aconsejaron los asesores de medios. Seguimos haciendo textos muy largos, no nos adaptamos a las modas y continuamos haciendo un periódico bastante difícil. Creo que esta fue una de las razones de nuestro éxito. En un momento en el que la gente necesita orientación, se dirige a medios que no han cedido ante compromisos.
Buenísmo. Así de claro lo dice Giovanni Di Lorenzo, el Director de Il Tempo, perdón, de Die Zeit, en la entrevista realizada por Laura Lucchini en Il Paese, perdón, El País de Madrid (30/10/10). Fuera de broma, es la mejor entrevista que he leído sobre el futuro de los periódicos en los últimos años.

Ante una pregunta por los errores de la prensa, Di Lorenzo contesta:
La falta de credibilidad. El abandono de la calidad. Si se empieza a hacer diarios demasiado sensacionalistas o demasiados parecidos entre sí, se pierde tirada. La crisis de los diarios estadounidenses empezó con la actitud de la prensa hacia la guerra en Irak. Los diarios se dejaron instrumentalizar por el aparato propagandístico, por eso los lectores empezaron a buscar en Internet, porque ahí estaba la promesa de encontrar otra información. La crisis empezó ahí.
No niego la utilidad de los asesores para descubrirle puntos de vista o soluciones a veces imposibles de ver para los que están en la batalla de todos los días, pero recuerde siempre que de su periódico y de su ciudad, el que más sabe es usted. Y que muchos consultores son unos reverendos cantamañanas.

Tendría que haber una consultora dedicada a desfacer entuertos que dejan los consultores. O mejor: consultoras a mitad de precio que te van a decir lo que hay que hacer para que los clientes hagan lo contrario (como la que contrata Die Zeit).
Publicar un comentario en la entrada