jueves, 21 de agosto de 2008

Vísteme despacio

El Mundo de Madrid, por las prisas –pretexto que suele adquirir la incompetencia entre nosotros– publica una foto del avión siniestrado en Barajas y en la misma serie aparece la grúa recuperando los restos del mismo aparato (ampliar con un clic). Es obvio cuál es el verdadero avión de la catástrofe. ¡Era tan fácil de ver! Y no me digan que es culpa del jefe de sección, del editor, del subeditor… y menos aún que se necesitan correctores o más correctores. Lo que se necesita es un poco más de amor por el trabajo de uno.
Publicar un comentario en la entrada