viernes, 22 de agosto de 2008

Todavía no se dónde viajar

Clarín de ayer copió el gráfico y las cifras de Ron Coddington (KRTN) When planes crash. Es uno de los premios Malofiej 94/95 (categoría 23). No se les ocurrió que en catorce años esos números pueden cambiar. Bastaría con buscar en la Aircraft Crashes Record Office para actualizar esa información. Además comprimieron la silueta del MD83 (que todavía luce sin el logo de Star Alliance) para que les quepa en el gráfico.

En La Nación y en La Voz del Interior repiten los lugares donde suponen que viajaban los sobrevivientes. Unos se copiaron de otros: no averiguaron nada. Solo La Vanguardia informa con cierta precisión en qué asientos viajaban los sobrevivientes. Pero nadie dijo todavía por qué esos pasajeros se salvaron y si ese es realmente el lugar más seguro de los aviones, o por lo menos de la serie MD80 (en el caso del Spanair podría sea porque esa parte del avión cayó en el arroyo y no se quemó y hasta alguno murió ahogado). En mi caso elijo -siempre que puedo y me dejan- los asientos de la fila de emergencia: es el único lugar de clase turista donde caben mis fémures.

Spanair no es una línea de bajo costo, pero por el número de pasajeros ese vuelo iba lleno y no tenía clase ejecutiva. Igual, si la tuviera, no es garantía más que de mejores asientos y algún extra. Si es para salvarse nunca son mejores los lugares más caros.

Eso, ¿donde k hay que viajar?, en Paper Papers, 22/8/08
Pero... ¿dónde hay que viajar?
, en Paper Papers, 21/8/08
Infierno, tragedia, catástrofe, en Paper Papers, 21/8/08