domingo, 24 de agosto de 2008

Me rindo

Este es el gráfico que publicó ayer Clarín de Buenos Aires (las fuentes son El País y EFE). A este paso las versiones sobre cuál es el asiento más seguro pueden ser infinitas. Dicen los que saben que se salvan los que están cerca del lugar donde se parte el fuselaje: es cuestión de suerte. Quizá alguno de los sobrevivientes lo cuente un día, si es que se acuerda. Casi nadie puede saber qué pasajeros se cambiaron de asiento a último momento, como ocurre en todos los vuelos.

Precisamente esas son las historias que me gustaría encontrar ahora: quien se cambió de asiento y se salvó o se murió por eso. Quiénes perdieron el avión. Quién se arrepintió a último momento de viajar. Quién porfió en el mostrador de Spanair para que lo dejen subirse y lo consiguió a último momento. ¿Hay algún redactor jefe de Madrid que haga estas preguntas a sus perdiodistas? ¿Han salido en los diarios españoles?

Algo más. Se dice que los aviones se caen de a tres. Hoy cayó un Boeing 737 en Kirguistán. Falta uno si no contamos un Beechcraft con diez pasajeros (todos muertos) que cayó anteayer en Utah.

De paso: EFE sigue dando la silueta del Spanair con el logo equivocado y Diario de Sevilla también se copió el gráfico de Coddington de 1994 con datos bien desactualizados.

Elegir asiento es inútil, en Paper Papers, 23/8/08
Eso, ¿dónde k hay que viajar?, en Paper Papers 22/8/08
Todavía no sé dónde viajar, en Paper Papers 22/8/08
Pero ¿dónde hay que viajar?, en Paper Papers 21/8/08
Infierno, tragedia, catástofe,
en Paper Papers 21/8/08
Publicar un comentario en la entrada