jueves, 21 de junio de 2012

No tan Duro de domar

Anteayer en Duro de domar (Canal 9) despidieron a Javier Romero después del anuncio de su designación como gerente de contenidos de los medios del grupo Indalo (Cristóbal López). Duro de domar es un programa solventado con publicidad del gobierno para sostener el relato oficial y criticar los contenidos de los medios independientes argentinos. Romero era columnista anti ClarínLa Nación y Perfil.


Hay que suponer que hoy estará de vuelta (al final del video dice "volveremos") Las protestas públicas de los principales conductores de Radio 10 y C5N hicieron dar marcha atrás a las autoridades de esos medios. La indemnización a Oscar González Oro y Marcelo Longobardi -que tenían contratos millonarios por unos años más- resultaba un motivo suficientemente caro.

Por una vez dio resultado y parece toda una señal de descomposición en el círculo de los proveedores de relato al poder político en la Argentina. Dos empleados le torcieron el brazo al patrón, sea quien sea y aunque tengan también pacto de coproducción con la empresa ¿Con qué autoridad intentarán ahora otros cambios? ¿Quién manda ahora en Radio 10?

Daniel Hadad tenía la rara habilidad de quedar bien con el gobierno nacional, el de la provincia de Buenos Aires y el de la ciudad de Buenos Aires -y cobrar publicidad de todos ellos. Lo explica muy bien esta columna de Pablo Sirvén en La Nación de hoy. Además sabía llegar a la gente: lo contrario de lo que ocurre con los medios afines al poder político, que solo sirven para sacarle dinero al gobierno a cambio de equilibrar el número de medios pero no el de las audiencias.
Publicar un comentario en la entrada