domingo, 15 de enero de 2012

Un premio de broma


No se puede creer que el jurado de los Premios de Periodismo Rey de España haya premiado esta foto [^] de Wilton de Sousa Junior de O Estado de S. PauloEs muy graciosa, pero nada más y es casi una plaga que se consigue cuando un presidente –o el funcionario que sea– se inclina ante la bandera al pasar revista a las tropas que le rinden honores (parece esas fotos con aureola de santo de las que tanto nos reímos en Esta Casa). Miren, si no, la foto de Reuters de junio de 2011, con CFK en la misma posición, también en Brasil (estoy buscando al fotógrafo):


La foto de Dilma Rousseff fue tomada durante la ceremonia de entrega de espadines a los cadetes de la Academia Militar das Agulhas Negras en Resende, estado de Río de Janeiro y fue publicada en la edición del 21 de agosto de 2011 (aquí en el sitio de O Estado).

Argumentan que en esos días había renunciado el séptimo ministro del gabinete por un caso de corrupción y que la presidenta no estaba pasando un buen momento. Así que hay que explicar la foto, como pasa con los chistes malos. Y ojo, eso no quiere decir que no deban publicarse las fotos con el ancla semántica textual que les da contexto y aplaca la polisemia de lo visual, pero es que aquí el sentido es una payasada del fotógrafo y del diario, como para la página de chistes o hasta como viñeta editorial. Pero de fotonoticia, nada. ¿Es que no ocurrió nada en España, Marruecos, Israel, Guinea Ecuatorial, Filipinas y toda América en doce meses? ¿O es que muy pocos fotógrafos mandan sus trabajos y esta es la que quedó por descarte? ¿No se puede declarar desierta una categoría del premio? Wilton de Sousa debe ser el primer sorprendido... y conste que no estoy juzgando su trabajo ni el de ninguno de los premiados.

Este año no hubo fotógrafos entre los jueces de los premios Rey de España, pero tampoco hubo casi periodistas (burócratas sí que hubo). Lo presidieron, por los organizadores, Gonzalo Vega, director de Gabinete de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y Álex Grijelmo, presidente de la Agencia Efe. Y lo integraron, además, César Medina Abreu, embajador dominicano en España (parece que fue periodista); Yolanda Vaccaro, corresponsal en Madrid de El Comercio de Lima; Pedro Crespo de Lara, fundador y ex secretario general ejecutivo de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE); Gabriela Cañas, editorialista del diario El País de Madrid y Ana Vaca de Osma, directora de Comunicación y Relaciones Externas de la Agencia Efe. Aquí abajo están deliberando:

16 comentarios:

Olmo González dijo...

Viene a ser como si un premio literario lo decidieran personas que acaban de aprender a leer. Más o menos.

Eduard Navarro dijo...

Que no hubiera periodistas y/o fotógrafos en el jurado es lo de menos. Lo peor es que los burócratas que juzgaron no tengan una pizca de criterio y de sentido común.

Anónimo dijo...

No olvidéis que las fotos no se hacen para FOTOGRAFOS. Se hacen para una sociedad amplia y variada y a quien esas fotos deben transmitir es a ellos. Pedro armestre

Olmo González dijo...

Entonces, Pedro, los premios se los darían a Messi cada año, sin él nada de fotógrafo.

Miguel dijo...

“Es muy graciosa, pero nada más (...) es una payasada del fotógrafo y del diario, como para la página de chistes o hasta como viñeta editorial”. Concuerdo con que hay otro tipo de fotos más periodísticas que debieron ser consideradas para el premio, pero queda como sobrando el comentario “que conste que no estoy juzgando su trabajo ni el de ninguno de los premiados”. Claro que lo estás juzgando, estimado colega.

GP dijo...

Noooooo se entendió Miguel. Lo siento. Quería decir que no estoy juzgando el trabajo de ellos sino el de los jurados. Gracias a los otros: Olmo, Eduardo y Anónimo. El premio es al fotoperiodismo y no a la opinión disfrazada en una foto, o al truco de vivillo, supongo. Necesito ver la página de O Estado del 21 de agosto pasado para saber cómo fue publicada y qué leyenda le pusieron. Pero eso es casi imposible. Solo he conseguido la portada.

Y concuerdo con Eduardo en la falta de criterio. Pero cualquier fotógrafo sabe que esa foto es una plaga mundial.

Pasaba por aquí dijo...

El comentario 1 entiende cómo funciona el tema...

Lo único que los premios literarios directamente se dan a dedo por mero interés para las dos partes.

Da un poco de pena ver cómo ilusionados escritores mandan sus copias a esos premios, las cuales van directamente a la basura.

GP dijo...

Gracias Pasaba por aquí, basta con buscar el tag premios en este blog y verás unos cuantos casos.

Miguel dijo...

Bueno, GP, de todas maneras gracias por contestar. Me encanta tu blog y lo sigo con interés. Abrazo!

javier dijo...

Pues a Ricardo Cantalpiedra le dieron el premio Don Quijote al artículo "mejor escrito": una auténtica mediocridad, se mire por donde se mire.

Y si no me cree, léalo: http://www.elpais.com/articulo/madrid/seres/queridos/elpepiespmad/20110102elpmad_11/Tes

GP dijo...

Es verdad. Solo vi esa foto, pero el resto de los premios pueden ser igual de mediocres. Ahora lo leo, a ver si da para otro post. Gracias Javier.

GP dijo...

Y gracias a tí Miguel. Que en la respuesta anterior no te las daba de apurado nomás.

GP dijo...

Es verdad. Para un premio don Don Quijote uno espera algo más que correcto. Lo enlazo aquí.

Noel dijo...

La foto simplemente editorializa la doble moral del premio...Es vana y se premia lo está fuera de contexto. ¿Qué sentido tiene premiar una foto que muestra un "espadazo por la espalda" a una Jefe de Gobierno? ¿No es acaso premiar la traición, por aquello de que los cobardes atacan por la espalda?. Si esa fue la argumentación, pobre Premio, de por si desacreditado en 2002 por galardonar a un colega venezolano que presentó un video manipulado sobre el golpe de Estado ocurrido el 11 de abril de ese año (por cierto, con todo respeto, que Mariano Rajoy apoyo al dictador Carmona Estanga): http://www.noticias.info/2003-12-11/news-13375-source-2-iu-dice-que-el-premio-rey-de-espana-de-periodismo-2002-no-tiene-validez-tras-una-sentencia-judicial-que-demuestra-que-fue-manipulado

Así, es triste pensar que un premio que pudiera servir de estímulo a los periodistas iberoamericanos termine siendo un simple pisapapeles. Saludos.

Abdiel Antonio dijo...

La foto es una curiosidad, en el mejor de ls casos. De hecho, es engañosa porque sugiere un hecho que nunca sucedió. Error de juicio.

Eric Muñiz de la Rosa dijo...

Lo que también considero equivocado es el premio a reportaje concedido a dos periodistas mexicanos. Como mexicano pienso que cualquier premio internacional de periodismo es orgullo para el periodismo mexicano, hasta ahí todo está bien; el pero viene cuando se analiza el reportaje premiado y saltan a la vista las razones por las que el trabajo no llena los requisitos periodísticos obligatorios que le negarían un premio en otro país, digamos Estados Unidos, Inglaterra o Francia, pues en el periodismo verdadero no tienen cabida los hechos sin comprobante de veracidad, como también carecen de valor periodístico las declaraciones (o citas) espurias, muy a pesar de que en un “reportaje” de esta clase amerite—por aquello de la integridad física de los periodistas—que se oculte la identidad de los entrevistados. Periodisticamente, parece inventado, ya que, alegando seguridad, el “reportaje” se omiten también datos de la real ubicación geográfica de donde, supuestamente, ocurrio y se torna el escrito en algo que, al interpretarlo, podría haber sido producto, mas de las imaginativas mentes de los “reporteros”, que un reflejo de la verdad. Así disfrazado, alegando seguridad personal, cualquier persona que maneje más o menos la palabra escrita, podría escribir algo semejante, inclusive mas fantástico. Lo siento, pero por no apegarse a las normas más básicas del verdadero periodismo, ese “reportaje” no merece premio alguno.