miércoles, 4 de mayo de 2011

No basta con llamarse populares

La salida de los dos nuevos populares de Buenos Aires me tocó afuera de Buenos Aires... Prometo un post más jugoso dentro de un par de días. Ahora les paso las portadas de los cuatro, bajadas de Kiosko.net.


¿Ha mejorado la oferta de prensa popular en Buenos Aires? Solo puedo decir, por ahora, que se ha duplicado la prensa un poco más barata que la prensa de calidad. Crónica cuesta 2,75 mientras los otros están a 2,50 por imposición de los canillitas. En los días normales Página 12 y Clarín se venden a 3,25; La Nación a 3,30; El Cronista a 3,80 y Tiempo Argentino a 4 (un dólar). Hoy Clarín tiene 76 páginas y Diario Popular 48 (a 0,042 la página de Clarín y 0,052 la de Popular).

Estos populares, casi calcados, tienen la misma agenda informativa que sus colegas un poco más caros. Solo Libre se diferencia un pocos de sus hermanos con la exclusiva del porro de Sofía Gala (lo dan como si fuera un notición increíble). De paso recuerdo que dijeron que el nombre y el logo eran un homenaje a Libèration a quien intentarían parecerse y que sería un diario joven y no un popular de sangre y el sexo. Por ahora la copia del logo es lo único que tiene de parecido con el diario de Sartre.

El único que figura en el IVC es Diario Popular, el tercer diario de la Argentina, con 91.257 ejemplares en marzo pasado. Sus dos principales fotos de portada de hoy son las mismas de Clarín.


Crónica responde al sindicalismo afín al gobierno y se le nota. Libre es de Editorial Perfil y Muy del Grupo Clarín, críticos del gobierno o prensa independiente (como les guste).

No es popular el diario que se llama popular sino el que tiene agenda, precio y circulación populares.
Publicar un comentario en la entrada