viernes, 20 de mayo de 2011

¿Estamos haciendo el ridículo con el #15M y #spanishrevolution?

¿Estamos los periodistas haciendo el ridículo? Pruebas a favor hay mil. Acá van algunas. La mayoría de los medios creyó que Sadam Hussein escondía armas de destrucción masiva y contribuyó así a justificar la guerra. De la actual crisis financiera empezamos a hablar cuando la casa se nos había caído encima. Las revueltas árabes… ni olerlas hasta que Ben Alí ya estaba huyendo de Túnez.

En España tampoco hemos sabido ver que mucha gente –muchos jóvenes– está hasta el gorro del establishment, el “sistema”, el poder… llámelo H. Hace cuatro días esa movida del 15-M, sus acampadas, etc., eran anécdota y chiste. Ahora abren portadas, homes y noticiarios de tv. Y vamos a más: se compara la Puerta del Sol de Madrid con la Plaza Tahrir de El Cairo; hablamos de #spanishrevolution. Son catastróficas faltas de juicio, seguramente motivadas por el furor del converso o por las ganas de ocultar nuestra cola de paja. Vea [Clic sobre el gráfico > Amplía]


Hoy…mira. Hoy no. Registro otro tono en las webs de los medios. El vicepresidente del Gobierno español ha visitado Sol, estrechado la mano de los indignados allí reunidos; hablado de diálogo; hecho una autocrítica simpática. Uf. Qué alivio. Eso ya sabemos cómo manejarlo. Habrá una rueda de prensa. Un comunicado. Y, bueno, es Uno de los Nuestros.

Un diario –fan de las protestas no porque importen sino porque dañan al gobierno–  incluso ha comprado la primera posición en las búsquedas de Twitter sobre #spanishrevolution. Business as usual.


Es todo de un ridículo colosal.

Al grano. ¿Dónde hemos estado los periodistas todo este tiempo? Pues… comiendo y bebiendo con el establishment –singularmente con los políticos–, siguiendo su agenda acríticamente, frivoleando sin sustancia (jejé-jujú) sobre la vida pública y la privada o tomando partido de contrabando.

Claro, cuando los que nos pagan las copas se meten en líos nuestra primera reacción es… protegerlos. Nos protegemos comprando sus argumentos. Son nuestra gente. ¡Pasamos tanto tiempo con ellos! ¡Disfrutamos tanto! (¡Somos El Cuarto Poder!)

¿A quién sorprende que a los periodistas nos cueste tanto entender el cabreo cósmico de tantos conciudadanos (y tantas conciudadanas, eso que no falte) y explicarlo? Siempre vamos a remolque. Y así vamos tirando. Tan conformados y felices que aún asistimos a esas ruedas de prensa dónde no se permiten preguntas, ruedas de prensa que siguen convocándose justamente porque vamos (¡Oiga, Que Yo Sólo Hago Lo Que Me Mandan!).

No sé. ¿No deberíamos reaccionar como estos "indignados" de la plaza del Sol?

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues no se a que estais esperando

black selenia dijo...

Animo corazón, coge tu cámara papel y boli y haz historia, todos te esperamos, espero que seas el que dice también lo que realmente sucede pero no llegues tarde, hazte hueco por que esto esta ya en la calle, al rojo vivo, saludos, una más.

JohnPJones dijo...

Ruido mucho, Nueces pocas.

TP dijo...

Gracias, black selenia. Estoy a 12mil km de distancia… me resulta complicado. Esta es mi contribución posible ahora mismo.

Aitor dijo...

Dad ejemplo de una información más contundente con unos resultados más reales que tapar la verdad, o embellecer la mentira. Soy un vecino de pamplona que vive en la república checa. Desde el 15M sigo los pasos de todos los movimientos y artículos para mostrarlos a todos los que están manifestandose y no tienen tiempo para mirar lo que se cuece alrededor...

Bien, pues parece resaltarse bien lo que nos acontece desde hace cinco días, sin embargo se destapa buestra bipolaridad en el momento en que se tocan temas políticos. Estoy viendo nada más y nada menos que un intento de etiquetarnos como algo que venimos diciendo desde el primer día que no somos. Somos gente corriente y nuestro deseo es demostrar que no contemplamos simpatía con las votaciones, ya que no es nuestro propósito principal. Queremos un cambio, lo estamos haciendo de la mejor manera que podemos y no recibimos mas que boicots, campañas de desprestigio...

Es por eso que os indignais a veces cuando al aparecer en directo os abarca todo tipo de gente que dificulta vuestra labor como informadores, a la sociedad. El motivo, en mi opinión, es que habeis perdido tanta credibilidad, que no se tiene respeto. Entre nosotros nos escuchamos, conversamos, discutimos (teniendo puntos de vista muy diferentes), pero se respira una sinceridad pasmosa. Algo que desde hacía tiempo no experimentabamos.

Mi deseo es que destapen de una vez el velo que llevan delante, vengan a conocernos y descubran que tenemos mucho en común y mucho que decir. Somos gente buena, pacífica y con una tarea en común. Terminar con toda farsa mediática, política y de banqueros codiciosos. Sería un gran ejemplo, que en nuestras televisiones pudieramos escuchar la verdad. Ver que los temas más tratados son los verdaderamente importantes. Estamos en una situación muy importante para la sociedad española. Y sin embargo, hay un pequeño porcentaje en el que se habla de nuesrta causa...

Por suerte, contamos con las redes sociales. Unos lugares increibles donde la información fluye a tiempo real, entre protagonistas mismos del movimiento y simpatizantes desde sus casa. Estamos viendo como se manipulan los medios. Por favor, dentro de cada uno, todos sabemos que lo que pasa a nuestro alrededor no nos conviene. Esto tenía que pasar hace tiempo. Queremos un cambio real, una democracia donde nuestra palabra sí sea importante.

Gracias por su tiempo.

Luis dijo...

Muchos que no somos periodistas nos hacemos las mismas preguntas y llegamos a conclusiones aún peores. Después de la casta política y financiera, vosotros sois responsables directos.

Haced algo.

(Aún así, y por corta que me parezca la reflexión, es de las primeras que leo en este sentido. Enhorabuena por eso)

grasas dijo...

Estas protestas son lo más interesante que ha ocurrido en unas elecciones bastante aburridas. Los medios no es que vayan de la mano del establishment; van de la mano de lo que vende.

¿Que ahora el hype es el 15M? Sea. Hace una semana era Lorca, hace 2 Bildu. Lo que se diga en una semana o dos será lo que venda.

Quizá como salvedad esta revolución de los jóvenes cuenta con la ventaja del ruido internetero. Sean muchos o pocos, controlan la ola de internet y es el único feedback instantáneo que pueden tener los medio.

Que normal, vaya.

GP dijo...

Estoy un poco más lejos de Madrid y de España que TP. Espero remediarlo pronto. No me animo a hacer más comentario que la vergüenza que me da ver, oir y leer a los periodistas españoles que he visto, oído y leído. Habrá algunos que dan en el clavo, pero ya veo que ni vosotros ni nosotros los hemos encontrado.

Gracias por vuestros comentarios. El tuyo, Aitor, es una clase de periodismo para nuestros tiempos.

Anónimo dijo...

El día 18 fui a las eso de las 6pm a la puerta del sol, a ver si era verdad eso que había leído en "el mundo" de que eso estaba lleno de perroflautas y mierda. Y sí, había perroflautas, mierda y un montón de gente más. Con mierda me refiero a un puñado de reporteros.

Una de ellos, de la sexta, se comportaba como si estuviese sola en la plaza (dando codazos, colándose, hablando muy alto, etc) mientras el cámara grababa a un chico que discutía con un señor sobre diversos "porqués". No se oía mucho, había gente por todas partes y la tipa no ayudaba porque le decía al cámara: pues pilarica me ha dicho que tal y que lo van a poner cual y que nosequé y que si había sacado al gordo de bigotes. Hablaba a voces, no nos dejaba seguir la charla a ninguno; total, ya tenía "un poco de eso y un poco de eso otro" para qué coño se iba ella a querer enterar de lo que pasaba. Y el cámara rezando a san judas y cagándose en el día que echó el CV en la sexta. Mar tarde les vi de nuevo (haciedo lo mismo todo el rato) y un rastas se acercó al cámara y le dijo: mira, ven conmigo que te voy a enseñar a los policías de incógnito (y algo más, pero no lo pude oir y seguramente más interesante que grabar a gente haciendo café), el cámara quería ir pero ella le dijo: no pepito, vamos para acá, me ha dicho pilaruca que grabemos al caballo un rato. Y claro, de nuevo, para qué coño va la tía a interesarse por algo que no le hayan mandado, para qué va a entrevistar a nadie si no se lo han dicho, si eso es ser periodista o reportero VAYA MIERDA de trabajo.

Y mañana a ver si echan en los noticiarios los gritos de 'televisión manipulación' o si siguen informando de lo que les sale de la nómina.

Anónimo dijo...

es un orgullo ser español hoy se vuelve a demostrar al mundo. sigamos asi sin violencia y con orgullo que solo se oiga nuestro silencio que habla por todo lo que ya hemos pedido muchas veces sin ser oidos

Otro Luis dijo...

Sí, sí, los periodistas son los culpables y son basura, porque ellos te obligaron a hipotecarte, comprarte dos coches y votar al gobierno equivocado durante años. Ellos te obligan a ver Sálvame y comprar el Hola.

Los periodistas son el mismísimo demonio -ya huelo el azufre-, y los ciudadanos de a pie son almas cándidas e inocentes que no tienen la culpa de nada. Claro.

Anónimo dijo...

con todos mis respetos camaradas, compañeros, en 1789, si, mil setencientos ochenta y nueve. no habia indignación, habia hambre mucha hambre y se termino el absolutismo y la monarquia.
desde ese año creo que lo que se termino es el miedo al poder no?

mientras las panzas sigan sin hacer ruido y lo politicamente correcto guie esas almas honestamente indignadas, todo seguria asi, en calma, reuniditos y controlados, bajo la atenta mirada del mundo convocado en las acepticas redes sociales.

cuando la indigancion, el que se vayan todos, y tipcas generalizaciones mediatizadas cristalizan en solo un registro de la no accion hacia ningun lado, no cambia nada o muy poco. el error no esta en indignarse, esta en pensar que se pasa con un analguésimo de movilizacion que no extrema el conflicto politico y que solo sirve de valvula de descompresion.aire para lo que apenas pueden respirar
en la moncloa o en el palacio donde esten.

y los periodistas donde estan? donde siempre han estado en estos ultimos tiempos, en las redacciones buscando el hagshtag mas popular revisando el google reader o contestando mails, por que despues de todo nunca en la historia una revolucion paso por la mesa central de reunion de editores de las 11 de la manana. sino en las calles y a cualquier hora.

Mando Liussi Depaoli dijo...

Es una buena entrada, aunque con el título así, te moja esa "culpa".

Mas allá de esto, me parece honesto reconocer la distancia abismal entre el periodismo tradicional, que escucha a la tribu política y el periodismo digital que escucha-monitorea-analiza a todos, sin poner barreras previas. Tampoco es algo nuevo el enfrentamiento periodista-medio, pero aqui y ahora están llegando tarde por oir solo los canales oficiales.

Igualmente, creo que hay un espacio interesante para el periodismo que pocos están practicando fuera del credo, del medio y de la tribu: la reflexión. Han pasado de ignorar -cuando no de tapar- a repetir, subir en directos y retuitear. Es una pena que sean tan pocos los que se animen a jugar a futuro, leyendo entre lineas, rompiendo moldes y tratando de explicar los alcances de los cambios, los posibles, los futuros y los que se quedarán en el camino.

Pero eso si, buena entrada. Enhorabuena

Marta dijo...

A mí me gustaría mucho que el periodismo se congraciase con las matemáticas de una vez.

¿Cómo se supone que debo interpretar un gráfico sin datos?

¿A mí qué carajo me importa que "Tal" periódico ocupe 20 páginas si tiene 20 mil? Me pesa más el que ocupa 2 y tiene 4.
Por otro lado, que sueltes una sarta de palabrería vacía para ocupar 20 páginas no da más información que dos palabras bien puestas.

Sí, que los periodistas, esos que trabajan para redacción en papel, no se crucen de brazos, pero por favor, que escriban heparina con h, que no pongan "núcleos" de material genético en células que se definen como "anucleares", que hagan estadística con sentido, no con el común, que ese está obseleto, con el propio, el propio de la ciencia.

Los periodistas no solo se han cruzado de brazos, sino que se han vuelto ofensivos cada vez que los descruzan. No porque atenten contra los males que nos duelen, sino porque escupen palabras que desconocen pero "quedan bien", insultando con ello a la inteligencia del populacho.

La mala experiencia que tengo desde la adolescencia (y de eso ya hace un tiempo, no es de ahora) me ha conducido a desertar, ¿para qué leer noticias inciertas, erróneas y/o desinformativas? Mejor es buscarse la vida por otro lado... y ahorrar papel, ¿no se hablaba tanto de ecologismo?

De todas formas, ánimo y adelante, hacer notar que "no estamos haciendo lo que debemos", es un comienzo.

Anónimo dijo...

Eres periodista? es raro por hace mucho que un periodista no decía algo de verdad, por eso dudo que lo seas y me alegro de que lo seas, :) bromas aparte creo que esto es el principio de algo que no si se habrá sido manipulado o no yo no soy periodista lo que si se es que pararlo no va a ser tan fácil como ponerlo en marcha este mundo y digo mundo porque esto no es algo local ni nacional necesita un cambio.

Este es el comienzo

pd: la información es libre a ti y a otros tantos periodistas os toca discernir e informar y saber que esta manipulado y que no.
Gracias por intentarlo
Jack

Anónimo dijo...

ah!! pero a los periodistas os dejan publicar lo que querais????

Pablo dijo...

Hay periodistas que sí tratan esos temas, como Juan Pedro Quiñonero en su blog Una temporada en el Infierno. En concreto sobre el 15M, ver sus comentarios en http://unatemporadaenelinfierno.net/2011/05/21/zapatero-y-la-spanish-revolution/

Saludos.

Anónimo dijo...

Si quitan las subvenciones y la "publicidad institucional" todos esos periodicos que citas o cerrarian o tendrian que reducir la plantilla la mitad.¿Cuantos de esos periodicos funcionan gracias al credito de las cajas de ahorro controladas por los politicos?¿Te recuerdo el credito de Bankia a Prisa?
¿Ademas quien da las licencias de TV o de radio?
Los periodistas sois las putas de los partidos politicos y ademas os pagan con nuestro dinero.

Anónimo dijo...

Ya tardáis!

A.Pérez dijo...

Soy periodista, soy mileurista, estoy inmersa en el sistema capitalista desde que me levanto y pongo cuñas en la radio hasta que me acuesto consultando las portadas de los periódicos en mi teléfono. Basura es lo que leo aquí y basura es lo que queréis que hagamos. La libertad de información no pasa solo por que los medios defiendan sus intereses capitalistas, políticos o lo que queráis. La libertad de información pasa por que quien redacta una crónica pueda escribir lo que considere oportuno. Ahora resulta que los acampados, y muchos de vosotros, quieren que escribamos 'de tal manera'. O sea, imponernos cómo informar del movimiento.
Soy la primera que quiero infomrar sobre él y si veo que las acampadas funcionan muy bien, pues lo digo, pero si me da la gana de decir que huele a peta y que los vegetarianos le gritaron a una chica por comerse un bocadillo de chorizo, pues lo digo porque no estaré mintiendo.
Si quieren que la información sea al 100% de su gusto, que pidan colaboarción a los gabinetes de prensa; los del PSOE tendrán más tiempo libre después de las últimas elecciones. Al final, quieren a los periodistas para lo mismo, "para informar bien" y quién decide lo que es "bien". Ellos?? Venga ya! por el periodismo libre, tanto de intereses capitalistas como individualistas, "espóntaneos", "apartidistas" o lo que sea. En resumen, me toca las narices que ellos huyan de etiquetas y etiqueten a trabajadores de un mismo gremio que se están peleando en sus redacciones para llevar el 15 M a los informativos.

Por cierto, quiero el cambio para mi país ya. Lo único qeu me separa de los "jóvenes sin futuro" es la edad. Mi hermana está jodida, mi padre también. El sistema ha fracasado y los políticos no tocan el suelo, esto lo pienso a pesar de mi convivencia a diario con ellos.

Rubens dijo...

Genial el comentario de este Anóniomo: "El día 18 fui a las eso de las 6pm a la puerta del sol, a ver si era verdad eso que había leído en "el mundo" de que eso estaba lleno de perroflautas y mierda. Y sí, había perroflautas, mierda y un montón de gente más. Con mierda me refiero a un puñado de reporteros".

Lucrecia Hevia dijo...

Sólo un apunte. Todos los periodistas (lo hagan mejor o peor) firman y escriben con su nombre y apellido. El anonimato me parece irresponsable y cobarde.

PD: me gustó mucho la entrada