domingo, 10 de abril de 2011

NOTA DE SERVICIO

Estimadas y estimados.

Algunos de los usuarios de Esta Casa se han quejado, con razón, de que sus comentarios no se publican. ¿Por qué? Porque así lo decidió el sistema de protección antispam que Blogger puso en marcha y que los editores de este blog desconocían. Hoy, un repaso del basurero del filtro ha descubierto allí una treintena comentarios muy válidos que han sido republicados en sus entradas.

Sentimos la molestias causadas por este filtro, que a veces protege el blog con más eficacia de la necesaria.

Usted sabe que este es un blog abierto: no se censuran comentarios salvo que contengan serias groserías –o simplemente meras insinuaciones malévolas si la referida es una dama (si no les gusta este criterio se aguantan/lo bancan). Por esta causa incluso fueron suprimidos dos comentarios hechos… ¡por alguno de los editores! En general, nos atenemos a la regla expresada en esta entrada. En este sentido vale también agregar que PaperPapers es de algún modo un 'personaje' que no responde e-x-a-c-t-a-m-e-n-t-e a la personalidad e ideas de sus autores. Solo casi.

De la revisión de los casi 400 comentarios censurados se desprenden algunos criterios. El filtro bloquea todos los comentarios que llegan escritos en alfabetos no latinos (cirílico, árabe, hindi…); los que contienen un número excesivo de enlaces o signos de admiración e interrogación; también los que agravian seriamente a la sintaxis o a la gramática del español, sobre todo cuando la puntuación es irregular, no se respeta la regla de que después de un punto va mayúscula…; los que simplemente felicitan al blog con fórmulas fuera de lugar (el bot supone que aceptará ese mensaje inocuo, validará su IP y a continuación podrá enviar y publicar spam); los que contienen palabras referidas a pirateo, fármacos, pornografía. E così via.

Esperamos que sirva de ayuda a los comentadores, que son siempre bienvenidos.

Gracias por seguir con PaperPapers.
Publicar un comentario en la entrada